Covid-19 se extiende por todo el mundo: historia

Covid-19 se extiende por todo el mundo: historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Una cronología

El brote de coronavirus de 2019 (COVID-19) se informó por primera vez en diciembre de 2019 en Wuhan, China. La enfermedad es un virus que ataca primero al sistema respiratorio pero luego afecta a otros órganos del cuerpo. China había afirmado inicialmente que la enfermedad no se podía contagiar de persona a persona, pero resultó que no era cierto. China tomó medidas extremas para detener la enfermedad con un encierro de casi 50 millones de personas durante meses. Mientras tanto, a finales de enero, la enfermedad se estaba extendiendo por todo el mundo. El primer país que sufrió el impacto más duro fue Italia, cuyo sistema de salud pronto se vio desbordado. Eso se extendió a otros países de Europa y al Medio Oriente. Cada gobierno reaccionó de manera algo diferente, pero casi todos pronto pusieron a gran parte de sus países en bloqueos. Al principio, los británicos se negaron a hacerlo, pero cuando aumentó el número de muertos, también emitieron órdenes de quedarse en casa. El único país de Europa que no tiene una orden de quedarse en casa fue Suecia, donde el número de muertos se disparó.

En Estados Unidos, el primer caso de Covid-19 llegó en enero al estado de Washington. El estado de Nueva York, sin embargo, pronto se convirtió en el epicentro de la enfermedad. El primer brote grave de la enfermedad se produjo en New Rochelle, Nueva York (sede de Nuestro sitio). Se diagnosticaron más de 100 personas y se llamó a la Guardia Nacional para que pusiera en cuarentena la enfermedad. Todas las escuelas estaban cerradas, pero ya era demasiado tarde. La enfermedad se propagó rápidamente por el área metropolitana de Nueva York. Durante un período, morían más de 1.000 personas al día. Solo en Nueva York tuvo más de 471.000 casos y más de 33.000 muertes. El noreste pudo controlar la enfermedad cerrando todos los servicios excepto los esenciales. A fines de junio, el número de casos nuevos en Nueva York se redujo a 500-600 por día. Al mismo tiempo, la enfermedad comenzó a extenderse al sureste y suroeste, siendo Florida, Texas y California los más afectados. Ninguno de ellos tenía las tasas de mortalidad experimentadas en Nueva York debido a que se habían desarrollado mejores planes de tratamiento.

La enfermedad y los cierres posteriores han provocado la paralización comercial más importante de la historia moderna, con sectores de la economía enteros como los viajes y las aerolíneas que se paralizaron por completo. El desempleo se disparó en todo el mundo, alcanzando más del 20% brevemente en los Estados Unidos. A fines del verano de 2020, la propagación de la enfermedad parecía estar disminuyendo; sin embargo, dondequiera que se aflojaran las restricciones, la tasa de infección aumentaba.

Al 5 de septiembre de 2020, se habían reportado 26,959,771 casos en todo el mundo, con 881,529 muertes. En los Estados Unidos, hubo 6.413.086 casos, con 192.458 muertes. A mediados de octubre, ese número había llegado a 40.000.000 de casos en el mundo con 1.126.000 muertes y en los Estados Unidos ese número llegó a 8.275.000 casos con más de 221.000 muertes.

Si bien las cifras habían disminuido hacia fines del verano, en octubre la mayor parte de Estados Unidos y Europa estaban sufriendo una ola adicional que parece la más fuerte hasta el momento. Esa ola siguió creciendo y, a principios de diciembre, Estados Unidos estaba experimentando más de 200.000 nuevos casos al día, con una cifra diaria de muertes que superaba los 1.800 al día. En la señal positiva a mediados de noviembre, dos de las empresas que desarrollan vacunas obtuvieron resultados muy positivos en sus ensayos de fase 3.

La tercera ola continuó extendiéndose en los Estados Unidos cuando comenzó diciembre, con un promedio de 2.500 muertes por día. El 14 de diciembre será un hito tanto positivo como negativo. En el lado positivo, la vacuna desarrollada por Pfizer llegó a los primeros hospitales de EE. UU. Tras ser aprobada por la FDA el viernes 11 por la noche. Por otro lado, Estados Unidos alcanzó el hito de 300.000 muertos.

Para el 8 de enero, EE. UU. Había superado las 365.000 muertes con un promedio de muertes diarias que superaba las 3.000. La viccinación había comenzado, pero avanzaba mucho más lento de lo esperado a partir del 8 de enero en 4.5 millones de personas que recibieron la primera dosis.

A mediados de febrero, los casos en los EE. UU. Y en todo el mundo comenzaron a disminuir. Con casos, hospitalizaciones y muertes cayendo al 50% de sus picos de enero, mientras se administraban vacunas en todo Estados Unidos. Las vacunas resultaron ser extremadamente efectivas. Sin embargo, el 23 de febrero de 2021, Estados Unidos superó un sombrío hito de 500.000 muertes.


Aquí hay una línea de tiempo de los eventos que han tenido lugar.

El 31 de diciembre de 2019, China notifica muchos casos de neumonía de origen desconocido.
7 de enero de 2020 Brote definido como un nuevo coronavirus - Designado COVID-19
11 de enero de 2020, China informa de la primera muerte
20 de enero de 2020, la OMS notifica los primeros casos fuera de China en Tailandia, Japón y Corea del Sur
21 de enero de 2020 EE. UU. Anuncia su primer caso confirmado en un joven de 30 años del estado de Washington
23 de enero de 2020, China pone a Wuhan con sus 11 millones de habitantes en cuarentena
30 de enero de 2020, la OMS declara una emergencia sanitaria mundial
31 de enero de 2020, EE. UU. Prohíbe la entrada a extranjeros que viajaron a China
2 de febrero de 2020, primera muerte fuera de China
4 de febrero de 2020, el crucero Diamond Princess está en cuarentena en Yokohoma: 3.700 personas a bordo
9 de febrero de 2020, el número de muertos supera el brote de SARS cuando llega a 811 en China
14 de febrero de 2020 Primer caso en Egipto y primera muerte en Francia
19 de febrero de 2020, Irán informa dos casos y dos muertes
20 de febrero de 2020, Corea del Sur informa 104 casos y la primera muerte
24 de febrero de 2020 Los casos comienzan a aumentar en Italia con seis muertes: las existencias comienzan una de muchas caídas

El 25 de febrero de 2020 "propagación comunitaria" y "disrupción significativa" próximamente.


El 26 de febrero de 2020, California informa su primer caso sin una fuente conocida. Presidente Trump: "Cuando tienes 15 personas, y las 15 en un par de días van a bajar a casi cero, es un trabajo bastante bueno que hemos hecho".
29 de febrero de 2020, EE. UU. Detiene a las personas que vienen de Irán recomienda no viajar a Italia y; Corea del Sur. Primera muerte estadounidense en el estado de Washington
6 de marzo de 2020, Trump firma un estímulo de $ 8,3 mil millones mientras se cancela una conferencia importante que incluye SXSW
8 de marzo de 2020, Italia bloquea la región de Lombardía, que alberga a 16 millones de personas, y los casos en EE. UU. Superan los 500
10 de marzo de 2020, Italia amplía el bloqueo para incluir a todo el país, mientras que los números de Irán aumentan a más de 8.000
11 de marzo de 2020 Brote definido como una pandemia, temporada de cancelación de la NBA Tom Hanks anuncia que él y su esposa COVID 19 - El presidente Trump prohíbe viajar desde Europa
12 de marzo de 2020, la NHL anuncia una pausa en la temporada que el número de muertos en Italia supera los 1.000
13 de marzo de 2020, el presidente Trump declara el estado de emergencia nacional

14 de marzo de 2020, los casos en España aumentan a 3.800 y el país entra en un bloqueo

El 15 de marzo de 2020, el número de muertos en Italia supera los 1.800 casos en EE. UU. Superan los 3.000. Cierre generalizado de escuelas en EE. UU.
16 de marzo de 2020, Canadá cierra sus fronteras, los casos italianos aumentan a 28,000 mientras que el número de muertos aumenta a 2,158. San Francisco les dice a todos que se queden en casa. Francia restringe el movimiento mientras el presidente Trump anuncia las pautas de los CDC.

18 de marzo de 2020, Canadá y Estados Unidos cierran la frontera, Bélgica anuncia un cierre. El presidente Trump firma un proyecto de ley de ayuda para el coronavirus para proporcionar pruebas gratuitas y licencia pagada
19 de marzo, Canadá No informa de nuevos casos de fuentes nacionales. Australia y Nueva Zelanda cierran sus fronteras. Italia pasa a China con la mayor cantidad de muertes. El Departamento de Estado de EE. UU. Emite una advertencia de no viajar a todos los ciudadanos estadounidenses. California emite una orden de permanencia en casa

El 20 de marzo de 2020, el número de muertos en España es de 1.000 debido al cierre de la frontera entre Estados Unidos y México. Nueva York se convierte en el epicentro de la crisis a medida que los casos superan los 5000 y las muertes del 29 de marzo al 21 de Jordania ordenan un toque de queda en todo el país. Los números del estado de Nueva York superan los 10,000. Nueva Jersey emite una orden estatal en el hogar
22 de marzo de 2020 Los casos globales superan los 3000.000 con 13.000 muertes. El senador Rand Paul da positivo. Gobernadores de Ohio y Luisiana emiten órdenes de permanecer en casa

24 de marzo: los Juegos Olímpicos de Tokio se retrasan un año. El presidente Trump afirma que Estados Unidos volverá a trabajar en Pascua.

29 de marzo de 2020 El presidente Trump anuncia que la vuelta al trabajo no comenzará hasta finales de abril, se esperan 200.000 muertes

2 de abril, los casos superan el millón en el mundo

3 de abril, el impacto económico del virus se estima en entre 2 y 4 billones de dólares

6 de abril Se estima que el cierre de escuelas afecta al 90% de los niños en todo el mundo. El primer ministro de Gran Bretaña ingresa en cuidados intensivos

24 de abril: Georgia reabre todo su sector minorista

28 de abril los casos en EE. UU. Superan el millón

8 de mayo de 2020 La tasa de desempleo de EE. UU. Alcanzó el 14,7%, el número más alto desde la Gran Depresión. Estados Unidos perdió 20,5 millones de puestos de trabajo en abril.

11 de mayo de 2020: las muertes en los EE. UU. Superan las 80,000

27 de mayo de 2020 Las muertes en los EE. UU. Superan las 100.000. Todos los estados han comenzado a abrirse en alguna medida u otra; Disney World anunció que abriría a mediados de julio.

20 de junio: se desarrolló un patrón en los EE. UU. En el que los primeros estados han experimentado una fuerte disminución de casos, mientras que los estados del sur y el oeste que se abren completamente están experimentando un rápido aumento en el número de casos. Mientras tanto, en el mundo, las cifras continúan aumentando con un total de 8.705.724 casos al 20 de junio con 461.037 muertes. Brasil y Rusia han estado liderando el mundo en casos.

23 de julio Los casos de Covid-19 han aumentado rápidamente en todo el sureste y suroeste, así como en California. El número de casos en los EE. UU. Supera los 4 millones y la cifra diaria de muertos supera los 1.000 por primera vez desde que la primera ola golpeó Nueva York en abril. El presidente Trump anuncia que cancelará la Convención Republicana en Jacksonville, Florida.

1 de octubre, el presidente Trump anuncia que dio positivo por Covid-19 al día siguiente que voló en helicóptero al Centro Médico Walter Reed.

El 3 de octubre, Trump salió del hospital y en una semana parecía haberse recuperado. Comenzó a tener grandes mítines para su reelction.

El 1 de noviembre, EE. UU. Experimentó una tercera ola con un rápido aumento de casos. Europa también experimentó un gran brote.

20 de noviembre Pfizer solicita a la FDA la aprobación de emergencia para su vacuna Covid-19.

11 de diciembre, la FDA otorga a Pfizer la autorización de emergencia para distribuir su vacuna.

14 de diciembre, EE. UU. Supera los 300.000 muertos

22 de febrero Estados Unidos supera los 500.000 muertos

Casos en EE. UU.

3/1: 89
3/2: 105
3/3: 125
3/4: 159
3/5: 227
3/6: 331
3/7: 444
3/8: 564
3/9: 728
3/10: 1000
3/11: 1267
3/12: 1645
3/13: 2204
3/14: 2826
3/15: 3505
3/16: 4466
3/17: 6135
3/18: 8760
3/19: 13229
3/20: 18763
3/21: 25740
3/22: 34276
3/23: 42663
3/24: 52976
3/25: 65,273
3/26 82,135
3/27/ 101,295
3/28 121,176
3/29 139,773
3/30 160,718
4/6 357,036
4/7 398,185
4/8 429,052
4/10 499,252
4/13 557,590
4/18 582,594
4/20 759,786
4/22 825,306
4/25 903,764
5/1 1,079,943
5/6 1,215,613
5/13 1,384,424
5/27 1,680,625
6/19 2,228,368,
6/27 2,482,014
7/10 3,155,650
7/23 4,005,414
8/7 4,884,985
9/5 6,224,819
9/27 6,766,137
10/5 7,644,501
10/20 8,275,093
11/1 9,125,482
11/21 11,928,902
12/3 14,061616
1/7/2021 21,567,44
2/22/2021 28,808,513

Muertes en los EE. UU.

3/1: 2
3/2: 6
3/3: 9
3/4: 11
3/5: 12
3/6: 17
3/7: 19
3/8: 21
3/9: 26
3/10: 31
3/11: 38
3/12: 41
3/13: 49
3/14: 58
3/15: 65
3/16: 87
3/17: 111
3/18: 149
3/19: 195
3/20: 263
3/21: 323
3/22: 413
3/23: 541
3/24: 704
3/25: 938
3/26: 1,195
3/27: 1,588
3/28: 2,043
3/30 3,002
4/7 12,844
4/8 14,695
4/10 18,637
4/11 20,604
4/12 22,073
4/14 23649
4/20/ 40,683
4/22 45,075
4/25 51,685
5/1 63,615
5/6 72,229
5/13 83,557
5/27 98,902
119,241
2/27 125,741
7/10 134,413
7/23 143,820
8/7 160,115
9/5 189,039
9/17 200,042
10/5 214,694
10/20 221,083
11/1 230,548
11/21 254,560
12/3/ 275,256
12/14/ 300,000
1/8/2021 365,102
2/22 500,000


Asistente de investigación - Brookings India

La pandemia de COVID-19 ha provocado conmociones en toda la economía mundial. Algunas economías se han visto más afectadas que otras. Comenzó con algunas muertes en Wuhan, China, con el primer caso reportado el 17 de noviembre de 2019. Para el 31 de diciembre de 2019, cuando las autoridades chinas lo informaron por primera vez a la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya era un brote de pleno derecho. Desde el brote en Wuhan, el virus tardó distintos tiempos en llegar a las fronteras de distintos países, en función de diversos factores como la conectividad y la proximidad a la ciudad china. Dentro de diferentes países, el virus se propaga a través de la población a diferentes velocidades dependiendo de una variedad de factores, como las respuestas culturales y de comportamiento de la comunidad, la densidad de población, el tamaño promedio del hogar, entre otros. Este patrón ha dado lugar a variaciones sustanciales en la preparación de los países y sus respuestas a la crisis. En este artículo, trazamos la línea de tiempo de la propagación de COVID-19 en los primeros días [i] a diferentes países y su proactividad en la implementación de algunas medidas comunes de distanciamiento social.

Al abordar un virus virulento como el COVID-19, las intervenciones tempranas son cruciales para adelantarse a la enfermedad y restringimos nuestro análisis a los primeros cientos de casos. Usamos datos de COVID-19 del repositorio CSSE de Johns Hopkins [ii] y datos sobre algunas intervenciones gubernamentales de uso común del rastreador de respuestas gubernamentales COVID-19 de Oxford [iii]. Es importante señalar que utilizamos la fecha más temprana para las intervenciones más estrictas y no las advertencias o notas de advertencia enviadas por los gobiernos, ya que los ciudadanos pueden ignorarlas fácilmente.

Japón, Corea del Sur y Estados Unidos confirmaron su primer caso de COVID-19 aproximadamente tres semanas después del brote informado en China. A partir de entonces, la progresión de la enfermedad en estos países varió bastante. Si bien tomó 42 días alcanzar los 100 casos confirmados en los EE. UU., Japón alcanzó ese número en 31 días y Corea del Sur en 29 días. Posteriormente, la tasa de progresión aumentó drásticamente en Corea del Sur y los EE. UU., Y relativamente menos rápido en Japón. El éxito inicial de Japón se puede atribuir en parte a las medidas tempranas de distanciamiento social, como el cierre de escuelas hasta abril y las pruebas selectivas de agrupaciones [iv]. Corea del Sur primero canceló todos los eventos públicos, luego impuso una prohibición de viajes internacionales incluso antes de que se informara del caso número 100. Corea del Sur se embarcó en el desarrollo de su propia prueba y adoptó una política de pruebas estrictas seguidas de rastreo de contactos [v]. Al 29 de marzo, EE. UU. Tiene más de 140.000 casos confirmados, mientras que Corea del Sur tiene más de 9.000 casos confirmados y Japón tiene más de 1.800 casos confirmados.

Singapur y Francia notificaron su primer caso confirmado a los 23 y 24 días del brote y ambos países alcanzaron los 100 casos confirmados en 37 y 36 días, respectivamente. Singapur instituyó rápidamente una prohibición de viajes internacionales casi al mismo tiempo que su primer caso confirmado, seguida de medidas de control y cuarentena muy estrictas [vi]. Francia, por el contrario, instituyó solo medidas de detección para viajeros internacionales unos días después y una prohibición de eventos públicos aproximadamente al mismo tiempo que sus casos confirmados aumentaron a 100. Otras medidas de distanciamiento social se instituyeron mucho más tarde. El número de casos confirmados en Singapur aumentó más lentamente que en Francia, con Singapur reportando 844 casos confirmados y Francia reportando más de 40,000 casos confirmados al 29 de marzo.


Vea cómo el coronavirus se compara con otras pandemias a lo largo de la historia

La nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19) causada por un virus oficialmente llamado SARS-CoV-2 da miedo porque se ha extendido rápidamente por todo el mundo en solo unos meses mientras los médicos e investigadores se esfuerzan por aprender más al respecto.

Si bien el recuento total de muertes se acerca diez veces al del brote similar de SARS (también un coronavirus) de 2002-2003, las más de 6.500 muertes por COVID-19 aún palidecen en comparación con otras pandemias a lo largo de la historia humana registrada.

Visual Capitalist corrió los números y armó la siguiente infografía para poner fácilmente en perspectiva los eventos aparentemente sin precedentes de este año:

Pandemias a través de la historia

No está claro cuánto más generalizado se volverá el brote actual y si durará más allá del verano del norte, cuando las pandemias pasadas han perdido fuerza.

Mucha gente en el mundo occidental puede sorprenderse al ver que se cree que la pandemia de “gripe porcina” H1N1 ha causado la muerte de más de 200.000 personas. Probablemente esto se deba a que la mayoría de las muertes ocurrieron en África y Asia y, posteriormente, la investigación descubrió que la cepa no era más grave que la gripe estacional.

Un "evento de terminación" en el sol puede ser inminente a medida que aumenta la actividad solar, dicen los científicos

¿Encontramos la "cosa" giratoria más grande del universo?

Nuevo descubrimiento astronómico desafía el "principio copernicano" de 500 años

El ébola también causó daños importantes en África, donde se registraron la mayoría de sus más de 11.000 muertes.

LAS VEGAS, NEVADA - 16 DE MARZO: Un letrero en una puerta en el Centro Regional de Justicia instruye a las personas que no lo hagan. [+] para entrar al juzgado si se sienten enfermos ya que el coronavirus continúa propagándose por los Estados Unidos el 16 de marzo de 2020 en Las Vegas, Nevada. La Organización Mundial de la Salud declaró al COVID-19 una pandemia mundial el 11 de marzo (Foto de Ethan Miller / Getty Images).

El VIH y el SIDA ha sido una de las epidemias más mortales que ha visto la mayoría de las personas vivas hoy en día, pero no es tan fácil de transmitir de una persona a otra como los virus que atacan el sistema respiratorio como el COVID-19 o la gripe española de 1918 que mató a más de 56 millones.

Obviamente, es importante señalar que los tiempos han cambiado mucho desde 1918. El saneamiento moderno, la medicina y otras tecnologías hacen que sea difícil comparar lo que está sucediendo hoy con las condiciones de hace un siglo que también fueron exacerbadas por una guerra mundial en curso.

Para un resultado aún peor, hay que remontarse a un par de pandemias que realmente determinaron el curso de la civilización: la viruela importada por los europeos que diezmó a los nativos americanos o la peste bubónica que acabó con casi la mitad de Europa en la Edad Media.

Los bloqueos sin precedentes que están comenzando a implementarse en una mayor parte del mundo probablemente nos mantendrán fuera de ese territorio catastrófico, pero una cosa es segura: COVID-19 pasará a la historia con las otras pandemias enumeradas anteriormente.


Las vacunas obtienen sus primeras aprobaciones

El gobierno del Reino Unido se convierte en el primero del mundo en autorizar la vacuna Pfizer / BioNTech.

Margaret Keenan, de 90 años, es aplaudida por el personal cuando regresa a su sala después de convertirse en la primera persona en Gran Bretaña en recibir la vacuna Pfizer / BioNTech COVID-19 en el Hospital Universitario de Coventry, al comienzo del programa de inmunización más grande de la historia británica. .

Jacob King / Pool vía REUTERS / Alamy


África registra más de 200.000 casos de COVID-19

La pandemia se está acelerando en África y se necesitaron 98 días para llegar a 100 000 casos y solo 18 días para pasar a 200 000 casos.

Diez de los 54 países están impulsando actualmente el aumento de las cifras, lo que representa casi el 80% de todos los casos. Más del 70% de las muertes se producen en solo cinco países: Argelia, Egipto, Nigeria, Sudáfrica y Sudán.

La OMS y otros socios han ayudado a los gobiernos a ampliar la fuerza laboral sanitaria y las capacidades de los laboratorios y a establecer puntos de control en los puntos de entrada en los aeropuertos y cruces fronterizos. Estas medidas sociales y de salud pública han sido eficaces para frenar la propagación del COVID-19 en África.

Se han confirmado más de 200.000 casos de # COVID19 en el continente africano, con más de 5.600 muertes. Si bien # África representa una pequeña fracción de la carga de casos mundial, el número de casos está creciendo a un ritmo acelerado. Leer más: https://t.co/TIzXcCbeyF pic.twitter.com/Qx5HosLn5v

& mdash Región de África de la OMS (@WHOAFRO) 11 de junio de 2020

Materiales clave:


Enfermedad por coronavirus (COVID-19)

Última actualización 13 de mayo de 2021: la OMS está monitoreando y respondiendo continuamente a esta pandemia. Estas preguntas y respuestas se actualizarán a medida que se conozca más sobre COVID-19, cómo se propaga y cómo afecta a las personas en todo el mundo. Para obtener más información, consulte regularmente las páginas de coronavirus de la OMS. https://www.who.int/covid-19

COVID-19 es la enfermedad causada por un nuevo coronavirus llamado SARS-CoV-2. La OMS se enteró por primera vez de este nuevo virus el 31 de diciembre de 2019, luego de un informe de un grupo de casos de & rsquo; neumonía lsquoviral & rsquo en Wuhan, República Popular China.

Los síntomas más comunes de COVID-19 son

Otros síntomas que son menos comunes y pueden afectar a algunos pacientes incluyen:

  • Pérdida del gusto o el olfato.
  • Congestión nasal,
  • Conjuntivitis (también conocida como ojos rojos)
  • Dolor de garganta,
  • Dolor de cabeza,
  • Dolor muscular o articular
  • Diferentes tipos de erupciones cutáneas,
  • Náuseas o vómitos,
  • Diarrea,
  • Escalofríos o mareos.

Los síntomas de la enfermedad grave por COVID-19 incluyen:

  • Dificultad para respirar,
  • Pérdida de apetito,
  • Confusión,
  • Dolor o presión persistente en el pecho.
  • Alta temperatura (por encima de 38 ° C).

Otros síntomas menos comunes son:

  • Irritabilidad,
  • Confusión,
  • Conciencia reducida (a veces asociada con convulsiones),
  • Ansiedad,
  • Depresión,
  • Trastornos del sueño,
  • Complicaciones neurológicas más graves y raras, como accidentes cerebrovasculares, inflamación cerebral, delirio y daño nervioso.

Las personas de todas las edades que presenten fiebre y / o tos asociada con dificultad para respirar o falta de aire, dolor o presión en el pecho o pérdida del habla o del movimiento deben buscar atención médica de inmediato. Si es posible, llame primero a su proveedor de atención médica, línea directa o centro de salud, para que lo puedan dirigir a la clínica adecuada.

Entre los que desarrollan síntomas, la mayoría (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de tratamiento hospitalario. Aproximadamente el 15% se enferma gravemente y requiere oxígeno y el 5% se enferma gravemente y necesita cuidados intensivos.

Las complicaciones que conducen a la muerte pueden incluir insuficiencia respiratoria, síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), sepsis y choque séptico, tromboembolismo y / o insuficiencia multiorgánica, incluida la lesión del corazón, el hígado o los riñones.

En raras ocasiones, los niños pueden desarrollar un síndrome inflamatorio grave unas semanas después de la infección.

Las personas de 60 años o más, y aquellas con problemas médicos subyacentes como presión arterial alta, problemas cardíacos y pulmonares, diabetes, obesidad o cáncer, tienen un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave.

Sin embargo, cualquier persona puede enfermarse con COVID-19 y enfermarse gravemente o morir a cualquier edad.

Algunas personas que han tenido COVID-19, ya sea que hayan necesitado hospitalización o no, continúan experimentando síntomas, que incluyen fatiga, síntomas respiratorios y neurológicos.

La OMS está trabajando con nuestra Red Técnica Mundial para el Manejo Clínico de COVID-19, investigadores y grupos de pacientes de todo el mundo para diseñar y realizar estudios de pacientes más allá del curso agudo inicial de la enfermedad para comprender la proporción de pacientes que tienen efectos a largo plazo. cuánto tiempo persisten y por qué ocurren. Estos estudios se utilizarán para desarrollar una guía adicional para la atención del paciente.

Manténgase a salvo tomando algunas precauciones simples, como el distanciamiento físico, el uso de una máscara, especialmente cuando no se puede mantener el distanciamiento, mantener las habitaciones bien ventiladas, evitar las multitudes y el contacto cercano, lavarse las manos con regularidad y toser con un codo o un pañuelo doblado. Consulte los consejos locales donde vive y trabaja. ¡Hazlo todo!

Cualquier persona con síntomas debe hacerse la prueba, siempre que sea posible. Las personas que no presentan síntomas pero que han tenido contacto cercano con alguien que está o puede estar infectado también pueden considerar la posibilidad de hacerse la prueba y comunicarse con las pautas de salud locales y seguir sus instrucciones.

Mientras una persona espera los resultados de la prueba, debe permanecer aislada de los demás. Cuando la capacidad de prueba es limitada, las pruebas deben realizarse primero para las personas con mayor riesgo de infección, como los trabajadores de la salud, y las personas con mayor riesgo de enfermedades graves, como las personas mayores, especialmente las que viven en residencias para personas mayores o en centros de atención a largo plazo.

En la mayoría de las situaciones, se utiliza una prueba molecular para detectar el SARS-CoV-2 y confirmar la infección. La reacción en cadena de la polimerasa (PCR) es la prueba molecular más utilizada. Las muestras se toman de la nariz y / o la garganta con un hisopo. Las pruebas moleculares detectan virus en la muestra amplificando el material genético viral a niveles detectables. Por esta razón, se usa una prueba molecular para confirmar una infección activa, generalmente a los pocos días de la exposición y alrededor del momento en que pueden comenzar los síntomas.

Las pruebas rápidas de antígenos (a veces conocidas como prueba de diagnóstico rápido y RDT ndash) detectan proteínas virales (conocidas como antígenos). Las muestras se toman de la nariz y / o la garganta con un hisopo. Estas pruebas son más baratas que la PCR y ofrecerán resultados más rápidamente, aunque generalmente son menos precisas. Estas pruebas funcionan mejor cuando hay más virus circulando en la comunidad y cuando se toman muestras de un individuo durante el tiempo en que son más infecciosas.

Las pruebas de anticuerpos pueden decirnos si alguien ha tenido una infección en el pasado, incluso si no ha tenido síntomas. También conocidas como pruebas serológicas y generalmente se realizan en una muestra de sangre, estas pruebas detectan los anticuerpos producidos en respuesta a una infección. En la mayoría de las personas, los anticuerpos comienzan a desarrollarse después de días o semanas y pueden indicar si una persona ha tenido una infección en el pasado. Las pruebas de anticuerpos no se pueden usar para diagnosticar COVID-19 en las primeras etapas de una infección o enfermedad, pero pueden indicar si alguien ha tenido la enfermedad en el pasado o no.

Tanto el aislamiento como la cuarentena son métodos para prevenir la propagación de COVID-19.

Cuarentena se usa para cualquier persona que esté en contacto con alguien infectado con el virus SARS-CoV-2, que causa COVID-19, independientemente de que la persona infectada tenga síntomas o no. Cuarentena significa que usted permanece separado de los demás porque ha estado expuesto al virus y puede estar infectado y puede tener lugar en una instalación designada o en su casa. Para COVID-19, esto significa permanecer en las instalaciones o en casa durante 14 días.

Aislamiento se utiliza para personas con síntomas de COVID-19 o que dieron positivo en la prueba del virus. Estar aislado significa estar separado de otras personas, idealmente en un centro médico donde pueda recibir atención clínica. Si el aislamiento en un centro médico no es posible y no se encuentra en un grupo de alto riesgo de desarrollar una enfermedad grave, el aislamiento puede realizarse en casa. Si tiene síntomas, debe permanecer aislado durante al menos 10 días más 3 días adicionales sin síntomas. Si está infectado y no presenta síntomas, debe permanecer aislado durante 10 días a partir del momento en que dé positivo.

Si ha estado expuesto a alguien con COVID-19, puede infectarse, incluso si se siente bien.

Después de exponerse a alguien que tiene COVID-19, haga lo siguiente:

  • Llame a su proveedor de atención médica o a la línea directa de COVID-19 para averiguar dónde y cuándo hacerse la prueba.
  • Coopere con los procedimientos de rastreo de contactos para detener la propagación del virus.
  • Si la prueba no está disponible, quédese en casa y lejos de otras personas durante 14 días.
  • Mientras esté en cuarentena, no vaya al trabajo, a la escuela ni a lugares públicos. Pídale a alguien que le traiga suministros.
  • Manténgase a una distancia de al menos 1 metro de los demás, incluso de los miembros de su familia.
  • Use una mascarilla médica para proteger a los demás, incluso si necesita buscar atención médica.
  • Lávese las manos con frecuencia.
  • Permanezca en una habitación separada de otros miembros de la familia y, si no es posible, use una mascarilla médica.
  • Mantenga la habitación bien ventilada.
  • Si comparte una habitación, coloque las camas al menos a 1 metro de distancia.
  • Supervise usted mismo para detectar cualquier síntoma durante 14 días.
  • Mantén una actitud positiva manteniéndote en contacto con tus seres queridos por teléfono o en línea, y haciendo ejercicio en casa.

Si vive en un área con malaria o dengue, busque ayuda médica si tiene fiebre. Mientras viaja hacia y desde el centro de salud y durante la atención médica, use una máscara, mantenga una distancia de al menos 1 metro de otras personas y evite tocar las superficies con las manos. Esto se aplica a adultos y niños. Lea nuestro Preguntas y respuestas sobre malaria y COVID-19 para más información.

El tiempo desde la exposición al COVID-19 hasta el momento en que comienzan los síntomas es, en promedio, de 5 a 6 días y puede variar de 1 a 14 días. Esta es la razón por la que se recomienda a las personas que han estado expuestas al virus que permanezcan en casa y se mantengan alejadas de los demás durante 14 días para evitar la propagación del virus, especialmente donde las pruebas no están fácilmente disponibles.

Si. El primer programa de vacunación masiva comenzó a principios de diciembre de 2020 y el número de dosis de vacunación administradas se actualiza diariamente aquí. Se han administrado al menos 13 vacunas diferentes (en 4 plataformas). Se han iniciado campañas en 206 economías.

La vacuna Pfizer / BioNtech Comirnaty se incluyó en el Listado de uso de emergencia (EUL) de la OMS el 31 de diciembre de 2020. Las vacunas SII / Covishield y AstraZeneca / AZD1222 (desarrolladas por AstraZeneca / Oxford y fabricadas por el Serum Institute of India y SK Bio respectivamente) fueron EUL dado el 16 de febrero. El Janssen / Ad26.COV 2.S desarrollado por Johnson & amp Johnson, se incluyó en la EUL el 12 de marzo de 2021. La vacuna Moderna COVID-19 (mRNA 1273) se incluyó en la EUL el 30 de abril de 2021 y la vacuna Sinopharm COVID-19 fue listada para EUL el 7 de mayo de 2021. La vacuna Sinopharm es producida por Beijing Bio-Institute of Biological Products Co Ltd, subsidiaria de China National Biotec Group (CNBG).

Una vez que se demuestre que las vacunas son seguras y eficaces, deben ser aprobadas por los reguladores nacionales, fabricadas con estándares rigurosos y distribuidas. La OMS está trabajando con socios de todo el mundo para ayudar a coordinar los pasos clave en este proceso, incluso para facilitar el acceso equitativo a vacunas COVID-19 seguras y efectivas para los miles de millones de personas que las necesitarán. Más información sobre el desarrollo de la vacuna COVID-19 está disponible aquí.

Si tiene algún síntoma que sugiera COVID-19, llame a su proveedor de atención médica o a la línea directa de COVID-19 para obtener instrucciones y averiguar cuándo y dónde hacerse una prueba, quédese en casa durante 14 días lejos de otras personas y controle su salud.

Si tiene dificultad para respirar o dolor o presión en el pecho, busque atención médica en un centro de salud de inmediato. Llame a su proveedor de atención médica o a la línea directa con anticipación para que le indiquen el centro de salud adecuado.

Si vive en un área con malaria o dengue, busque atención médica si tiene fiebre.

Si la guía local recomienda visitar un centro médico para pruebas, evaluación o aislamiento, use una máscara médica mientras viaja hacia y desde la instalación y durante la atención médica. También mantenga una distancia de al menos 1 metro de otras personas y evite tocar las superficies con las manos. Esto se aplica a adultos y niños.

Científicos de todo el mundo están trabajando para encontrar y desarrollar tratamientos para COVID-19.

La atención de apoyo óptima incluye oxígeno para pacientes gravemente enfermos y aquellos que están en riesgo de padecer una enfermedad grave y soporte respiratorio más avanzado, como ventilación para pacientes críticamente enfermos.

La dexametasona es un corticosteroide que puede ayudar a reducir el tiempo en un ventilador y salvar la vida de pacientes con enfermedades graves y críticas. Lea nuestro Preguntas y respuestas sobre dexametasona para más información.

Los resultados del ensayo de solidaridad de la OMS y rsquos indicaron que los regímenes de remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir / ritonavir e interferón parecen tener poco o ningún efecto sobre la mortalidad a 28 días o el curso hospitalario de COVID-19 entre los pacientes hospitalizados.

No se ha demostrado que la hidroxicloroquina ofrezca ningún beneficio para el tratamiento de COVID-19. Lea nuestro Preguntas y respuestas sobre hidroxicloroquina para más información.

La OMS no recomienda la automedicación con ningún medicamento, incluidos los antibióticos, como prevención o cura para el COVID-19. La OMS está coordinando esfuerzos para desarrollar tratamientos para COVID-19 y continuará proporcionando nueva información a medida que esté disponible.

Los antibióticos no funcionan contra los virus, solo funcionan contra las infecciones bacterianas. El COVID-19 es causado por un virus, por lo que los antibióticos no funcionan. Los antibióticos no deben usarse como un medio de prevención o tratamiento de COVID-19.

En los hospitales, los médicos a veces usan antibióticos para prevenir o tratar infecciones bacterianas secundarias que pueden ser una complicación del COVID-19 en pacientes gravemente enfermos. Solo deben usarse según las indicaciones de un médico para tratar una infección bacteriana.


Variantes más peligrosas de COVID-19 se propagan a medida que las vacunas siguen siendo escasas en el extranjero

Compartir este:

Puedes ir al cine en un cine real. Puede vacunarse y comprar un galón de leche en el supermercado. Elsa ha dado la bienvenida a los invitados a Disneyland, California tiene la tasa de casos de COVID-19 más baja en los Estados Unidos continentales y los lugareños podrían ser perdonados si un Zip-a-Dee-Doo-Dah de primavera anima sus pasos.

¿Por qué no? En los Estados Unidos, más del 43% de los adultos han recibido al menos una dosis de vacuna, Europa está abriendo los brazos a los visitantes completamente vacunados y la pandemia parece ... ¡finalmente! - moverse hacia el espejo retrovisor.

Guests stop to take a selfie at Magic Kingdom Park at Walt Disney World Resort on July 11, 2020 in Lake Buena Vista, Florida. That was the first day of its phased reopening. (Photo by Matt Stroshane, Walt Disney World Resort)

Pero no tan rápido. In India, where hospitals are overflowing and bodies can’t be cremated quickly enough, only about 10% of the population has received at least one shot.

In Brazil, where people are begging for food, fewer than 20% of adults have received at least one shot. In Mexico, it’s less than 14% Kenya, 1.6% South Africa, 0.5%.

“The virus multiplies every second. The more human bodies it multiplies in, the more chance it has of mutating,” said Dr. Akshat Jain, director of the Inherited Bleeding Disorders and Hemoglobinopathies Program at Loma Linda University School of Medicine.

And it’s happening. Double-mutant and triple-mutant variations are wreaking havoc in India and Brazil, where deaths are spiking. In the U.S. and elsewhere, new variations are proving more threatening to children.

In addition to being more infectious, variants also are developing mutations on the surface spike protein — the target of today’s vaccines — that might evade the immune system as well as current testing, he said.

“The need of the hour is to vaccinate as many people around the world as we possibly can, to stop community transmission and multiplication and mutation,” Jain said. “The variants in China traveled all over the world a year ago. It’s only a matter of time until these variants hit our shores.”

Creating ‘viral factories’?

One of the most daunting and urgent challenges facing the world is ensuring broad access to vaccines, “without which it will be impossible to achieve needed levels of global population immunity,” said a recent study by the Kaiser Family Foundation.

“To date, the majority of vaccine doses (56%) have been purchased by high-income countries, who only represent 16% of the global population, locking in much of the market.”

Screen shot from the World Health Organization’s COVAX video

Namibia, like many less-prosperous nations, paid millions to secure vaccine but waited months as early doses went to richer countries. “COVID apartheid is now prevailing,” President Hage Geingob said in early April.

Public health officials have worried since the start of the pandemic that vaccinations would not be equitably distributed around the world, and the data appears to be confirming those fears as developed nations are vaccinating their populations far faster than less developed countries, Johns Hopkins University said.

Data from the Duke Global Health Innovation Center show that, of 8.6 billion vaccine doses purchased:

  • High-income countries bought up 53% of them (4.6 billion doses).
  • Upper-middle-income countries (such as Brazil, Indonesia and China) bought 17% (1.5 billion doses).
  • Lower-middle-income countries bought 8% (691 million doses).
  • Low-income countries bought 8% (670 million doses).
  • The World Health Organization’s COVAX initiative, which aims to distribute vaccine more fairly, bought 14% (1.1 billion doses).

Unvaccinated people “are potential viral factories and these factories will spew out variants,” said Dr. John Swartzberg, clinical professor emeritus in the Division of Infectious Diseases & Vaccinology at UC Berkeley. “The variants will not respect the borders of countries. If they are able to dodge the immunity we have from vaccination or previous infection, they will spread worldwide.”

All for one, one for all

COVAX is the international partnership led by the Coalition for Epidemic Preparedness Innovations, the Vaccine Alliance and the World Health Organization to address this challenge. Its goal is to distribute 2 billion doses to the most vulnerable by the end of this year.

Another effort, the Access to COVID-19 Tools ACT-Accelerator, aims to speed up development, production and access to COVID-19 tests, treatments and vaccines across the world.

But it’s a race against time.

“Viruses biologically are designed to mutate, so the more there is continued spread of the virus, the more chance there is that the virus will discover some new way of spreading or evading the vaccines,” said Dr. Kevin Schulman, professor of medicine at Stanford University.

“Up until December, it was remarkable how stable the virus was. It wasn’t mutating. And once these variants started appearing, that just shifted. The British variant, the vaccine is totally effective against it. The South African and Brazilian variants — less effective. Vaccination still may prevent hospitalization — hopefully — but I think there’s a realization that the virus is not contained and that what happens outside the U.S. is as important as what happens inside the U.S.,” he said.

Like many of the wealthiest nations, the U.S. has been accused of “vaccine nationalism” — concentrating first on vaccinating as many of its own citizens as possible, before sharing the bounty with the more vulnerable overseas. Pressure to share is ratcheting up: The U.S. has sent millions of doses to Canada and Mexico, and President Joe Biden said Central American nations could get help soon as well. On Monday, April 26, the U.S. announced it would share up to 60 million doses of the AstraZeneca vaccine with other nations.

This is not just a matter of charity, experts stressed. It’s vital, enlightened self-interest.

“I think we’re still very much in the phase where nations focus on getting their own taken care of, with little time or ability to be thinking about international benevolence,” said Richard Carpiano, a public health scientist and medical sociologist at UC Riverside. “But no man is an island.”

Nurse Armida B. Azurin prepares Pfizer-BioNTech COIVD-19 vaccines in Riverside on April 15. (Photo by Terry Pierson, The Press-Enterprise/SCNG)

Carpiano expects to see nonprofits and nongovernmental organizations move forcefully into this space to address fairness issues, but complicated debates on vaccine patents, generic versions and expanding overseas production remain to be addressed.

And vaccine hesitancy will be an issue overseas, just as it is in the U.S.

Mass manufacturing to boost the global supply is going to be a key to getting the world vaccinated, Jain said, and getting the world vaccinated is key to stopping the pandemic.

“We have to learn from history — how we eradicated smallpox and polio,” Jain said. “Mass vaccination will get us out of this.”


What’s next?

In anticipation of COVID-19’s continued spread, the United States has ramped up its diagnostic efforts, which will undoubtedly reveal more cases, reports Nell Greenfieldboyce for NPR. These reports aren’t necessarily an indication that the virus is spreading faster, only that health officials are becoming more aware of its movements within American borders.

Like other coronaviruses as well as the flu, SARS-CoV-2 might follow a seasonal pattern, waning as the weather warms before rising to a second peak in the fall. But this ebb and flow is not guaranteed, and most experts hesitate to forecast when the outbreak will come to a close. Before then, thousands more will certainly be sickened, likely reaching the point where COVID-19 becomes a pandemic, or a disease that’s rapidly spread worldwide, according to the WHO. So far, both the CDC and WHO have been hesitant to give this formal designation, hoping to avoid triggering a panic.

Still, semantics don’t change reality. Officials worldwide have stressed the importance of practicality and preparedness for institutions and individuals. As hospitals revamp their protocols to ready themselves for an influx of patients, governments must weather what might be a prolonged period of suspended travel and trade.

Speaking with NPR, the Center for Global Health Science and Security’s Rebecca Katz recommends stocking up on essentials like medications and non-perishable pantry items, in case a local outbreak makes frequent trips to the store imprudent.

Above all, information and transparency remain humankind’s greatest weapons against disease—especially as the epidemic and its repercussions continue to evolve. The virus is unlikely to disappear anytime soon, and the best we can do is take its presence in stride and try to learn from past mistakes.

Editor’s Note, March 6, 2020: This story was updated to reflect current data from the Centers for Disease Control regarding the outbreak in the United States.

Tips for preventing the spread of germs, according to the CDC. (Centers for Disease Control and Prevention)


The story so far. World Vs Virus looks back over the months when COVID spread around the globe

Back in March, when World Vs Virus was launched, did we understand the enormity of the pandemic? One way to find out is to listen back to some of the interviews we did then.

¿Has leído?

For a sneak peek into this week's episode, here are some of the voices we've heard from over the course of the pandemic so far.

Gita Gopinath - Chief Economist of the International Monetary Fund

"We call this the Great Lockdown, because, if you look around the world, the containment measures that have been put in place . are generating the scale of contraction and activity that are just histórico numbers."

Despite the punishing workload and the risks of being a health professional during COVID, McCarthy said that pride in his work and admiration for his colleagues kept him going helping patients as New York became the epicentre for the virus. As he said then: "I don't wake up every day feeling frustrated or feeling angry. I'm just fully engaged and focused and really just proud to be part of this community."

David Miliband - head of the International Rescue Committee

David Miliband, former British foreign secretary and current head of the International Rescue Committee, told World Versus Virus podcast about his fears for the world’s most vulnerable as the virus outbreak headed their way. “If you think it is really terrifying to face the prospect of COVID in an advanced industrialized country … just imagine what it's like to face the prospect of a virus where there isn't running water, where there isn't a proper health system, where densities of population [are like] Cox's Bazar in Bangladesh, where there are a million.”

If your sense of touch is one your most important ways of dealing with the world, how to you cope with the threat of Coronavirus? YouTuber Molly Burke gave us her insights on the outbreak and urged us all not to forget people living with disabilities as we all work to protect our health.

In her book, Pale Rider: The Spanish Flu of 1918 and How it Changed the World, Spinney argued that the Spanish Flu pandemic of 1918 did as much to transform the world as either of the world wars, with a huge impact on public health provision, family structures, colonialism, to name just a few. Spinney told us how the pandemic gave rise socialized health systems, but also alternative medicines such as homeopathy, and how it made smoking 'cool'. She also explained how we nearly forgot the pandemic altogether.

Markus Buehler - McAfee Professor of Engineering at MIT

What does coronavirus sound like? Engineering professor Buehler from the Massachusetts Institute of Technology has a better idea than most. By assigning musical notes to each part of the virus' structure, he has created a whole musical representation that he said was more accurate than classical static diagrams that fail to show the virus' constant vibrations. Understanding the vibrations, said Buehler, could help in combating the virus.


India COVID-19 Outbreak Could 'Spread Around The World,' Expert Warns

India’s devastating coronavirus outbreak could spread and wreak havoc around the world, a public health expert warned Monday.

Dr. Ashish Jha, dean of Brown University’s School of Public Health, appeared on CNBC’s “The News with Shepard Smith” where he warned that a possible global spread of the COVID-19 outbreak in India would lead to a “humanitarian catastrophe.”

India is currently battling an overwhelming surge of COVID-19 cases and deaths that has kept crematoriums and hospitals working 24 hours a day to cope with the waves of patients and the deceased.

Over the weekend, Indian health officials recorded 401,993 new coronavirus infections and then 392,488. It is the first country to have reported more than 400,000 new cases in a single day, according to Johns Hopkins University data.

“India is a big country, and if there are large outbreaks there, of course we’re going to worry about more variants, which will be bad for Indians, and . it will spread around the world,” Jha said.

The public health expert also urged the United States to distribute its vaccine supplies worldwide to help prevent a devastating global outbreak.

“So part of keeping America safe is vaccinating the whole world. I think we should be sharing them more widely with the world, helping them get vaccinated, that’s how we’ll end the pandemic globally,” he said.

Last week, one hospital in New Delhi, India’s capital, ran out of oxygen supply, resulting in the death of 12 people. On Monday, four people died in the central India state of Madhya Pradesh due to a lack of oxygen, the victims’ family members told NDTV.

"My child's oxygen level was 94 since morning. Suddenly the flow stopped, sparking panic. My child was suffering. There was neither a doctor nor anyone else to help us," a woman told the publication.

District authorities have admitted that there was a glitch in the system Saturday night, but they have since denied the allegation.

"Immediately our oxygen mechanic attended to the problem and restored the flow. There has been no casualty due to low flow of oxygen,” Lokesh Kumar Jangid, the additional collector of Barwani, where the deaths occurred, said.

New coronavirus cases in India reached an all-time low in February. This prompted residents to attend large sporting, religious and social events, including political rallies held by Prime Minister Narendra Modi.

"There was essentially a lot of relaxation of rules," Dr. Amita Gupta, an infectious disease specialist at the Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health in Baltimore, said.

The Indian government is struggling to tackle a devastating coronavirus outbreak that has overwhelmed hospitals Photo: AFP / TAUSEEF MUSTAFA



Comentarios:

  1. Macquarrie

    Ella dijo cosas inteligentes)

  2. Mule

    Lo siento, está limpiado

  3. Vail

    Lo siento, esto no es exactamente lo que necesito. ¿Quién más puede sugerir?

  4. Talrajas

    Puede que tengas razón.

  5. Dugal

    Tema inigualable, tengo curiosidad :)

  6. Tredway

    La pregunta es la respuesta ideal.



Escribe un mensaje