Hallan tres naufragios antiguos con carga frente a una isla griega

Hallan tres naufragios antiguos con carga frente a una isla griega


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Se han descubierto tres antiguos naufragios griegos frente a la pequeña isla egea de Kasos.

En un comunicado emitido el lunes, el Ministerio de Cultura de Grecia dijo que una exploración submarina financiada por la Asociación Kasos de Nueva York y apoyada por el municipio de la isla Kasos ha encontrado tres antiguos naufragios que aún contienen grandes secciones de sus cargamentos. Los buzos localizaron el barco frente a la costa de la pequeña isla egea de Kasos en lo que fue un extenso estudio submarino que finalizó el mes pasado y los arqueólogos marinos informaron haber encontrado cañones, anclas de piedra, cerámica, vajillas finas y muchos otros artefactos valiosos.

Iron Cannon descubierto en un naufragio. (Ministerio de Cultura / Facebook)

Comerciantes del arca perdida

La isla de Kasos se encuentra entre Creta y Rodas en lo que es una ruta comercial marítima histórica que une el Medio Oriente con el Egeo. Según el reportero griego, el más antiguo de los naufragios fue un barco comercial de 2.300 años en el que los arqueólogos ubicaron cinco anclas de piedra, vajillas finas y ánforas, que eran grandes tinajas de arcilla que se usaban para transportar aceites, vinos y alimentos. También se encontraron otros dos barcos que datan del siglo I a.C. y del siglo VIII al X d.C.

Ancla de piedra de un naufragio clásico tardío. (Ministerio de Cultura / Facebook)

Un artículo en el National Herald dice que esta fase del proyecto requirió "67 buceadores" que juntos cubrieron más de un tercio del sitio designado durante la temporada exploratoria de 2019 y planean reanudar el buceo en 2020 y continuará hacia fines de 2021. Los arqueólogos todavía necesitan "descubrir, estudiar e identificar" los cascos de estos antiguos barcos fantasmas que una vez navegaron esta importante ruta que sirvió como conducto intercultural con las culturas orientales durante muchos siglos.

Naufragios viejos y nuevos

El barco del siglo VIII al 10 d.C. (era bizantina) se encontró con un antiguo barco griego que se cree que se hundió en el siglo I a.C., pero el naufragio más antiguo que se ha encontrado en Kasos se remonta al siglo IV a.C. Afortunadamente, el barco más antiguo era también el que contenía el tesoro arqueológicamente más valioso en forma de cuatro tipos diferentes de cerámica antigua.

Levantamiento de ánforas del naufragio de la época bizantina. (Ministerio de Cultura / Facebook)

Kasos, y la región que lo rodea sirvió como una especie de cruce de caminos marítimos durante muchos siglos donde productos exóticos del este entraron en contacto con civilizaciones del Mediterráneo oriental, sin embargo, no todos los hallazgos son del viejo mundo. Según el reportero griego, “el último naufragio” recuperado por los buzos arqueológicos fue un barco de la era moderna que transportaba materiales de construcción y se encontró otro naufragio que data de la Guerra de Independencia griega en la década de 1820.

  • Revelados los secretos de un naufragio de 829 años posterior a la era vikinga
  • Tres naufragios romanos con tesoros descubiertos en Alejandría
  • 22 naufragios que abarcan desde la Era Antigua hasta el Renacimiento descubiertos en el archipiélago del Egeo

Marcos y tuberías del naufragio de los años de la revolución griega. (Ministerio de Cultura / Facebook)

2019 - El año de los barcos fantasma

El naufragio del siglo IV a. C., con toda la cerámica diferente, data exactamente del mismo siglo que otro naufragio que se sospecha que es el "naufragio intacto más antiguo del mundo" que, según un artículo de octubre en The Guardian, se descubrió en el fondo del Mar Negro. a principios de este año. La embarcación de 2400 años y 75 pies (23 metros) de origen griego antiguo, fue descubierta en un estado de conservación casi perfecto, todavía equipada con timones, bancos de remo y su mástil.

El profesor Jon Adams es el investigador principal del Proyecto de Arqueología Marítima del Mar Negro (MAP), y dijo que la razón por la que estos naufragios están tan bien conservados a tales profundidades se debe a la falta de oxígeno. Sin embargo, incluso con toda su experiencia, dijo que encontrar barcos intactos del mundo clásico bajo 1,24 millas (2 kilómetros) de mar es algo que "nunca habría creído posible" y que tales descubrimientos "cambiarán nuestra comprensión de la construcción naval y la navegación. en el mundo antiguo ”.

El gran papá de los naufragios

Un artículo como este, sobre antiguos naufragios descubiertos en 2019, no estaría completo sin mencionar el anuncio de abril de 2019 en Daily Sabah de los increíbles hallazgos de un grupo de investigadores submarinos turcos del Departamento de Investigación Subacuática de la Universidad de Antalya. Justo frente a las costas occidentales de la ciudad de Antalya, encontraron un naufragio de la Edad del Bronce de 46 pies (14 metros) de largo en 164 pies (50 metros) de agua que contenía 1,5 toneladas de lingotes de cobre. Y con una antigüedad de 3.600 años, si se verifica, este será el "naufragio más antiguo del mundo".

Se sospecha que este naufragio es más antiguo que un barco mercante griego encontrado en la costa del Mar Negro de Bulgaria en 2018, que se remonta a más de 3.400 años y se describe como el "naufragio intacto" más antiguo conocido del mundo. Construido alrededor del 1600 a. C., el gobernador de Antalya, Münir Karaloğlu, dijo a la prensa en ese momento que el descubrimiento de este naufragio fue el "Göbeklitepe" de la arqueología subacuática, un sitio terrestre a menudo denominado Punto Cero en arqueología cultural.


Entre los hallazgos asombrosos encontrados por arqueólogos durante búsquedas submarinas en el fondo de Levitha, una pequeña isla en el mar Egeo, entre Amorgos y Leros, se encuentran cinco importantes naufragios antiguos que llevaban ánforas y un poste de ancla que apuntaba a una gran embarcación marina.

Es el descubrimiento más impresionante de 2019 e incluyó un cargamento mixto de ánforas del Egeo (Knidos, Kos y Rodas), Fenicia y Cartago, fechadas justo antes de mediados del siglo III a.C., durante la dominación marítima de los ptolemaicos y Imperios Antigonides en el Egeo.

El naufragio de Knidos tenía un tesoro que incluía ánforas, que datan del mismo período, mientras que se encontraron tres naufragios más con cargamentos de ánforas de cono o pseudo-cono (siglos II y I a.C. y siglo II d.C.), un naufragio con ánforas. cargamento del Egeo septentrional del siglo I a.C., naufragio con cargamento de ánforas del siglo I a.C. y finalmente, un naufragio con ánforas que se remonta al período paleocristiano.

De particular interés es un poste de ancla de granito, levantado desde una profundidad de 45 metros, con un peso de 400 kg. Probablemente se remonta al siglo VI a. C. y es el pilar de piedra más grande del período Arcaico, que se ha encontrado hasta el día de hoy en el Egeo. Lo más probable es que haya sido utilizado por un barco de tamaño colosal.

Los descubrimientos son fruto de la primera misión de la investigación arqueológica subacuática supervisada por el Ephorate of Underwater Antiquities en la isla de Levitha, que tuvo lugar del 15 al 29 de junio bajo la dirección del arqueólogo Dr. George Koutsouflakis.

La investigación arqueológica subacuática se está llevando a cabo durante un período de tres años (2019-2021), con el objetivo de identificar y documentar antiguos naufragios en la zona costera en el grupo de cuatro islas aisladas (Levitha, Mavria, Glaros y Chinaros), que parece haber jugado un papel clave en la navegación antigua y moderna.

La investigación fue financiada por el Ministerio de Cultura y Deporte y la Academia Británica de Humanidades y Ciencias Sociales y fue apoyada por los residentes de Patmos Alexander Schwarzenberg, Michalis Vagenas, Dionysios Cleoudis, Theologos Giannaros y la familia Dimitrios Kambosos de Levithas.


Se ha encontrado un cementerio de naufragios en este archipiélago griego

Para los arqueólogos subacuáticos, incluso unos pocos fragmentos de cerámica antigua pueden considerarse tesoros enterrados. Pero a veces, los exploradores se llevan el premio gordo de los artefactos.

Contenido relacionado

Una expedición conjunta greco-estadounidense anunció esta semana que acaban de descubrir la friolera de 22 naufragios alrededor del archipiélago de Fourni y el hallazgo # 8212a, según dicen, agrega un 12 por ciento al número total de naufragios antiguos conocidos en Grecia.

Los naufragios recién descubiertos incluyen cargamentos que datan del Período Arcaico (700 a 480 a.C.) hasta el siglo XVI, y el equipo dice que los hallazgos podrían cambiar la forma en que los historiadores piensan sobre el comercio griego antiguo. Por ejemplo, algunos de los estilos de ánforas que se encuentran alrededor de los restos del naufragio nunca se habían visto antes en el lecho marino.

& # 8220 Sabíamos que algunos de estos tipos de ánforas existían a partir de evidencia fragmentaria en tierra, pero & # 8217 nunca los habíamos encontrado como un naufragio antes & # 8221, dice el miembro de la expedición Peter Campbell, codirector de la Fundación Náutica RPM. La organización sin fines de lucro de investigación marítima estadounidense colaboró ​​con el Ephorate of Underwater Antiquities griego en la reciente búsqueda de naufragios.

El archipiélago de Fourni es un pequeño conjunto de islas, islotes y arrecifes que se encuentra en el noreste del Mar Egeo, en el triángulo formado por las islas griegas de Ikaria, Samos y Patmos. La región se encuentra en medio de un canal de navegación que se pensaba que había sido un importante corredor marítimo durante la antigüedad.

Aunque el archipiélago en sí no era un destino para los comerciantes, sí se convirtió en el lugar de descanso final de muchos barcos azotados por tormentas del sur repentinas mientras se dirigían desde Grecia a Chipre y Egipto. Una vez que comenzó la expedición, Campbell dice que la tripulación siguió encontrando restos.

"Si no nos hubiéramos detenido, habríamos llegado a 30 o 40 en unas pocas semanas", dice. Campbell y su equipo documentaron cada naufragio en 3D y luego sacaron muestras representativas para su estudio.

El archipiélago es rocoso y, a lo largo de los años, el agua ha destruido la mayor parte del material de las embarcaciones que no se rompió durante los naufragios, por lo que no había demasiados restos de barcos de los que hablar. En cambio, el equipo encontró principalmente carga, incluidos grandes tesoros de ánforas y frascos manipulados que eran contenedores comunes en la antigua Grecia y Roma.

Al igual que las omnipresentes botellas de plástico y frascos de vidrio que usamos hoy, las ánforas transportaban una variedad de productos durante la antigüedad, desde agua y vino hasta aceite y salsa de pescado. Pero su tamaño, forma, materiales y otras marcas distintivas pueden ofrecer pistas sobre su contenido. Entonces, si bien es posible que ya sean abundantes, cualquier cuerpo grande de ánforas puede ayudar a los arqueólogos a rastrear envíos antiguos.

& # 8220 Sabemos dónde se hicieron las ánforas y cuándo se hicieron, por lo que pueden ayudar a pintar cuáles fueron algunas de las principales rutas comerciales a lo largo del tiempo & # 8221, dice Mark Lawall, un experto en ánforas de transporte griego que no estaba en el equipo de la expedición. . & # 160

A lo largo de los años, por ejemplo, las ánforas han ayudado a construir el caso de que el comercio griego involucró & # 8220 enormes barcos y sistemas financieros altamente estructurados para respaldar ese envío & # 8221, dice Lawall.

Los arqueólogos examinan la dispersión de un naufragio de la época tardorromana frente al archipiélago de Fourni. (V. Mentogianis) Estas grandes ánforas proceden del Mar Negro. (V. Mentogianis) Un arqueólogo prepara un nivel para el mapeo 3D de los restos del naufragio. (V. Mentogianis) Un ánfora del Período Arcaico, datado del 700 al 480 a.C. (V. Mentogianis) Un arqueólogo toma notas sobre las ánforas y otros cargamentos encontrados alrededor de los sitios del naufragio. (V. Mentogianis) Un pithos helenístico, otro tipo de contenedor de almacenamiento griego antiguo similar a un barril o tambor. (V. Mentogianis) Las ánforas se encuentran amontonadas en uno de los sitios de naufragio. (V. Mentogianis) Un arqueólogo trae una muestra de ánfora para su preservación y mayor investigación. (V. Mentogianis)

Entre los hallazgos más singulares de Fourni se encuentran ánforas raras en forma de lágrima de Samos que datan del Período Arcaico, ánforas de salsa de pescado de cuatro pies de altura de la región del Mar Negro que datan del siglo II d.C. y ánforas en forma de zanahoria de Sinop. Se cree que data de los siglos III al VII d.C.

& # 8220Fue bastante emocionante encontrar restos de naufragios reales con estos & # 8212muy emocionantes y muy raros & # 8221 Campbell.

Pero Lawall advierte que, dado que los buques de transporte a menudo se reutilizan, puede ser difícil rastrear con precisión su progreso y determinar cuántos naufragios distintos existen en un lugar determinado.

& # 8220Estos barcos eran ollas de fusión muy internacionales, & # 8221 Campbell está de acuerdo. & # 8220 Podrían haber tenido madera del Líbano, sujetadores de Grecia, ánforas de Levante y una tripulación formada por muchos grupos culturales diferentes. & # 8221 Los barcos generalmente partían llenos de ánforas desde su punto de origen, pero luego adquirían otras mientras realizaban la carga. caídas de puerto a puerto & # 8212 un hecho que podría dificultar la determinación exacta de dónde vinieron los barcos individuales de Fourni.

Aún así, los investigadores creen que el hallazgo muestra la complejidad, diversidad y magnitud del transporte marítimo griego a través del popular corredor de Fourni. Muestras representativas de ánforas se encuentran ahora en un laboratorio húmedo en Grecia para su preservación y mayor investigación. Si alguna ánfora resulta ser particularmente rara o valiosa, puede exhibirse después de una cuidadosa conservación y preparación para las condiciones fuera del agua.

Pero incluso si el público en general nunca los ve en exhibición, los hallazgos tienen un gran valor, dice Campbell. & # 8220Un conjunto de datos como este realmente podría cambiar las percepciones sobre el comercio antiguo & # 8221, dice. Y con más expediciones a Fourni planificadas para el futuro, es posible que ese conjunto de datos continúe creciendo. & # 160


Estudio revela estrechos vínculos genéticos entre civilizaciones egeas

Un estudio histórico del ADN antiguo ha arrojado nueva luz sobre las características genéticas de las personas que construyeron las grandes civilizaciones del Egeo de la Edad del Bronce. Un equipo de investigadores de Grecia y Suiza realizó un análisis genético de muestras de ADN recolectadas de los restos óseos de 17 individuos encontrados en los sitios arqueológicos de diferentes civilizaciones del Egeo en la región.

Estos hombres y mujeres vivieron en su mayoría durante la Edad del Bronce Antiguo, o hace aproximadamente 5.000 años. Eran miembros de tres civilizaciones egeas de la Edad del Bronce Temprano muy avanzadas: la civilización minoica de Creta, la civilización cicládica que ocupó las islas Cícladas y la civilización heládica que se formó en el continente griego.

Anteriormente se había asumido que estas tres grandes civilizaciones consistían en culturas separadas creadas por pueblos genéticamente distintos. Si bien estaban ubicados en la misma región general, existen diferencias significativas en las prácticas artísticas, arquitectónicas y funerarias entre ellos.

Pero los resultados de esta nueva investigación ponen en duda este supuesto. Los investigadores suizos y griegos se sorprendieron al descubrir grandes similitudes genéticas entre las diversas muestras de ADN de la Edad del Bronce Antiguo. Parece que estas tres grandes civilizaciones egeas no estaban tan aisladas unas de otras como se creía inicialmente, sino que podían rastrear sus orígenes hasta ancestros comunes.

Los hallazgos de este estudio se presentaron en un artículo titulado "La historia genómica de las civilizaciones palaciegas del Egeo", que se publicó el 29 de abril en la revista revisada por pares. Celda.

La Casa de Cleopatra y Dioskourides en Delos, Grecia. Imagen: Bernard Gagnon

Las civilizaciones del Egeo compartieron ancestros y cultura comunes

Las civilizaciones minoica, cicládica y heládica compartieron algunas características notables. Todos construyeron grandes centros urbanos, construyeron elaborados monumentos, encontraron usos ingeniosos para varios metales y crearon prósperas redes comerciales que los conectaron con sus vecinos.

En el pasado, se creía que estas superposiciones eran una consecuencia de las inmigraciones masivas del este, específicamente de Anatolia (la actual Turquía). Los migrantes habrían introducido algunos de estos conceptos e innovaciones en cada civilización o cultura que encontraron, mientras se dirigían hacia el oeste siglos antes de que comenzara la Edad del Bronce. Con el tiempo, los movimientos migratorios habrían incluido la mezcla de representantes de las civilizaciones minoica, cicládica y heládica, a medida que se desarrollaban redes comerciales que conectaban más estrechamente a estos diversos poderes.

Esto habría acelerado aún más la adopción de ciertas prácticas culturales por las tres civilizaciones en aproximadamente el mismo período de tiempo.

Pero el último análisis genético sugiere una explicación alternativa. Si las civilizaciones del Egeo estuvieran más relacionadas de lo que se pensaba, significa que habrían compartido una cultura común que se remonta a la antigüedad. Se volvieron más diversos con el paso del tiempo, lo que explicaría las diferencias entre sus formas preferidas de arte y arquitectura.

Pero su divergencia no habría sido completa, lo que significa que las características que tenían en común (como la construcción de la ciudad y las prácticas de trabajo del metal) habrían surgido de su herencia cultural compartida.

Es importante enfatizar que la migración aún habría sido un factor que ayudó a moldear el desarrollo cultural en la región. Sin embargo, no habría sido el único factor en juego. Los pueblos de las civilizaciones minoica, cicládica y heládica de la Edad del Bronce Antiguo habrían heredado muchos de sus atributos sociales, económicos y políticos de sus antepasados ​​comunes, creando una unidad cultural continua.

Esqueleto 5 en Elati-Logkas. Imagen: Ministerio de Cultura y Deportes de Grecia

Divergencia genética en la Edad del Bronce Medio

Si bien la mayoría de las muestras de ADN estudiadas por los investigadores suizos y griegos procedían de sitios de la Edad del Bronce Temprano, dos se recuperaron de sitios que datan de la Edad del Bronce Medio. El análisis de estas dos muestras produjo resultados algo diferentes del análisis del material genético anterior.

Para la Edad del Bronce Medio (hace aproximadamente 4.600 a 4.000 años), parece que se había producido una cantidad significativa de contacto entre la gente del norte del Egeo (Grecia continental) y los pastores que habían emigrado de la estepa póntico-caspio. Las muestras de ADN de la Edad del Bronce Medio contenían partes iguales de material genético heládico y póntico-caspio, lo que las hacía genéticamente distintas de sus antepasados ​​de la Edad del Bronce Temprano.

La estepa póntico-caspio era una extensa región de praderas planas al norte y al este del mar Egeo. Cubre secciones de la Rusia moderna y los antiguos estados de la Unión Soviética, y está bordeada por el río Danubio y el río Ural. Se sabía que los pueblos nómadas que residían allí en la antigüedad eran geográficamente móviles y, a medida que viajaban y se establecían en nuevas áreas, influyeron en el desarrollo de muchas culturas europeas.

Su legado puede incluir los idiomas hablados y escritos que comparten los ocupantes modernos de Europa, América del Norte y América del Sur. Se cree que la forma más temprana de la lengua griega moderna, junto con todas las demás lenguas indoeuropeas, bien puede haberse originado en la región de la estepa del Póntico-Caspio.

La & # 8216Máscara de Agamenón & # 8217. Imagen: Museo Arqueológico Nacional de Atenas

Trazando las líneas de la historia desde el presente hasta el pasado

Los científicos detrás de este fascinante estudio han abierto nuevos caminos en la investigación prehistórica.

"Las muestras antiguas nos permitieron reconstruir relaciones ancestrales entre poblaciones antiguas e inferir de manera confiable la cantidad y el momento de los eventos migratorios masivos que marcaron la transición cultural del Neolítico a la Edad del Bronce en el Egeo", explicó la coautora del estudio Olga Dolgova, quien está afiliada con el Centro de Regulación Genómica con sede en Barcelona.

Las civilizaciones del Egeo de la Edad del Bronce crearon los primeros grandes centros urbanos y construyeron los primeros palacios monumentales. Sus innovaciones sociales, culturales, políticas y económicas todavía resuenan en nosotros hoy, ya que fueron los precursores de las antiguas civilizaciones griega, romana y occidental moderna. En un sentido muy real, su historia es nuestra historia, y aprender más sobre ellos puede ayudarnos al mismo tiempo a aprender más sobre nosotros mismos.


Los arqueólogos pueden haber encontrado la ciudad bizantina perdida Ashdod-Yam

¿Existieron David y la Monarquía Unida de Salomón? Una vasta operación minera antigua puede tener respuestas

Un dron detecta un templo edomita de 2.200 años en una zona de fuego real israelí

Arqueólogos buceadores encuentran un casco de león único de las guerras púnicas hace 2.300 años

El hallazgo es notable tanto por la gran cantidad de naufragios descubiertos en aguas poco profundas, a unos 30 metros de profundidad, como por el hecho de que no se había hecho antes. Como pueden atestiguar los innumerables turistas de la zona que toman el sol en sus playas, el mar de Naxos es cristalino.

En la antigüedad, Naxos era menos conocida por sus hermosas playas y más por producir mármol de grano fino, excelente para esculpir. Algunas de las obras maestras griegas estaban hechas de mármol extraído de la isla. De hecho, se han encontrado ejemplos de esculturas hechas de mármol naxiano (y mármol pariano de la isla vecina de Paros) en gran parte del Mediterráneo, incluido Israel. En 2015, los arqueólogos anunciaron el descubrimiento de una losa de mármol paria inscrita en hebreo en Galilea.

Esa losa data de hace unos 1.500 años, mucho más tarde que los barcos encontrados escondidos en el lecho marino de Nax. Pero también demuestra que había habido un rápido comercio a larga distancia con piedra de la isla. Y donde uno tiene comercio de larga distancia por mar, tiene contratiempos marítimos.

En realidad, lo que los arqueólogos habían estado buscando era el puerto sur de Naxos, que históricamente había estado conectado a Kastro Apalirou, un asentamiento fortificado de la era bizantina construido en la cima de la montaña de Naxos.

Los exploradores submarinos obtuvieron más de lo que esperaban cuando un buzo local, Manolis Bardanis, los guió a dos arrecifes cargados de tesoros antiguos.

Sven Ahrens y Vasilis Glezos examinando una pila de lastre de naufragios de 2.000 años de antigüedad en el arrecife de Parnamos, Naxos. Frode Kvalo / NMM

Se encontró que un arrecife ocultaba múltiples ánforas de tipo similar más varias anclas. Eso indicó a los buzos que habían encontrado uno o más naufragios, dice el Dr. Sven Ahrens, codirector del proyecto con Ekaterini Tagonidou. Se descubrió que el cargamento se originó en Asia Menor Occidental y hasta la fecha se remonta al período romano temprano (100 a. C. - 300 d. C.).

El otro arrecife tenía aún más sorpresas reservadas: pronto se identificaron tres naufragios que datan del período helenístico (323-31 a. C.), el período imperial romano (27 a. C. - 284 d. C.) y el período romano tardío (300-600 d. C.).

Eso suena a que suma cuatro naufragios. Pero para ser meticulosamente precisos, debido a los siglos de impacto de olas y probable saqueo, no se puede determinar con certeza cuántos naufragios se encuentran allí, admite Ahrens.

Dicho esto, la exploración continua con un sonar de barrido lateral encontró cuatro naufragios más cargados de ánforas. Estos cuatro últimos aún no han sido visitados por buceadores, por lo que su datación sigue siendo incierta. Los arqueólogos que investigan el sitio tienen la intención de bucear allí durante 2018.

Pero mientras tanto, pueden decir que los arrecifes y el lecho marino de Naxos habían estado escondiendo al menos ocho antiguos naufragios de barcos mercantes.

Mercantes imperiales surcan el mar

Aparte del hecho de que alguien debería haberlos notado antes en el agua lúcida, la existencia de barcos en el fondo del mar de Naxian no es ninguna sorpresa. Desde la prehistoria hasta la era imperial romana, los comerciantes surcaban las aguas del Egeo y no era raro que se hundieran. De hecho, por una extraña coincidencia, a principios de este año se encontraron ocho naufragios antiguos en las cercanías de Fourni.

Observa la anguila morena escondida en fragmentos de cerámica romana encontrados en un naufragio de 2.000 años de antigüedad Frode Kvalo

“La ruta fue seguida por algunas islas del Dodecaneso y luego continuó a través de las islas del Egeo”, dice Ahrens. “La ventaja de una ruta marítima tan cercana a tierra era que había muchos puertos y fondeaderos en el camino donde los barcos podían buscar refugio. Las islas ofrecerían cierta protección en el lado de sotavento del viento y las olas. Así que tenemos que suponer que gran parte del tráfico este-oeste pasaba directamente al sur de Naxos, al menos en la época imperial romana ''.

Los comerciantes imperiales llevaban trigo, vino, aceite de oliva, garum salsa de pescado, armaduras y también pasajeros. “Los barcos se habrían cargado con cualquier cosa lo suficientemente rentable como para justificar un largo y peligroso viaje por mar”, dice Ahrens. Más de dos mil años después, solo se conservaron los materiales duraderos, incluidos los materiales de construcción y las ánforas de aceite y vino, dice.

Los arqueólogos también encontraron ladrillos y tejas, que podrían haber sido cargamentos. "O, como sabemos por otros naufragios, es posible que se hayan utilizado en la construcción del barco, por ejemplo, para formar un pequeño techo o una chimenea", explica Ahrens.

En el futuro, la evaluación visual del estilo y el tamaño de las vasijas, posiblemente aumentada por el análisis molecular de la arcilla, puede decirles a los arqueólogos dónde se hicieron originalmente las ánforas de arcilla.

¿Qué tan grande podría ser un barco?

Los buques mercantes tenían vela mayor y trinquete y se dirigían con dos grandes remos situados en la popa. A menudo presentaban una figura decorativa que representaba a una determinada diosa o dios.

Los barcos mercantes en el Período Imperial generalmente tenían tripulaciones compuestas por 10 a 15 marineros, pero algunos eran mucho más grandes. Se dice que el apóstol Pablo, que supuestamente vivió en el siglo I E.C., abordó un barco mercante en Myra que transportaba un cargamento de trigo, así como tripulación y pasajeros por un total de 276 personas: & quotY estábamos en total en el barco doscientas sesenta dieciséis almas& quot (Hechos 27: 37,38).

Los arqueólogos marinos Angelos Tzompanides y Vasilis Glezos levantan cerámica de un naufragio de 2.000 años frente a Naxos con un globo Frode Kvalo

Tampoco es el barco antiguo más grande del que se informó. Los parientes contemporáneos de Pablo, el historiador romano-judío Flavio Josefo, informa que una vez navegó en un barco que transportaba 600 (La vida de Flavio Josefo, 15.3).

Los buzos también encontraron equipo que había pertenecido a los marineros, incluidos vajillas, ollas de cocina y varias jarras de vino.

“Suponemos que parte del contenido de ánforas encontradas en las áreas de anclaje fue consumido por las tripulaciones y las ánforas vacías fueron arrojadas por la borda. Además, hemos encontrado una pequeña paleta de piedra, que supuestamente se usaba para mezclar o triturar maquillaje u otros cosméticos ”, dijo Ahrens a Haaretz.

Los buzos también encontraron varios tipos de anclas que datan del Período Arcaico hasta el Período Bizantino, compuestas de piedra, plomo y hierro, respectivamente.

Las primeras anclas conocidas eran simplemente grandes rocas unidas a cuerdas, que se bajaban de la proa del barco. Posteriormente, las anclas de madera en forma de gancho, lastradas con piedra o metal, se empezaron a utilizar en el Mediterráneo. Algunos tenían brazos de plomo. Finalmente, se utilizaron anclajes hechos completamente de metal: algunos se parecían a los anclajes que conocemos hoy, pero otros eran de doble filo.

Los arqueólogos marítimos Angelos Tzompanides y Ekaterini Tagonidou documentan ánforas bajo el agua Fredo Kvalo

Cualquier refugio en una tormenta

Los antiguos naxianos enviaban su famoso mármol principalmente desde el puerto norte, Apollonas. El objetivo de esta expedición, que inesperadamente encontró los barcos, había sido encontrar el puerto sur de Naxos, Parnamos, que también había estado en uso durante la antigüedad, y aparentemente se convirtió en el principal puerto sur durante el período bizantino.

Ese puerto del sur, cerca del extremo sur de Naxos, había estado en uso al menos desde el año 500 a. C., dice Ahrens. "Creemos que el sitio puede haber proporcionado refugio a los barcos que navegaban por el Egeo y esperaban vientos favorables".

¿Por qué pensarían eso? Los mares del Egeo son notoriamente inconstantes. El viento principal en Naxos viene del norte y el fondeadero protegería de eso, pero de vez en cuando, sopla un viento del sur fuerte y raro, poniendo a los barcos en peligro.

El sitio está plagado de anclas antiguas, testimonio de lo que puede suceder cuando el clima cambia repentinamente. Las tripulaciones tendrían que izar el ancla para maniobrar o, si es imposible, cortar la cuerda para escapar de la bahía y la peligrosa costa rocosa lo más rápido posible, dice Ahrens.

Los buzos también encontraron un pequeño puerto, probablemente conectado con una granja o un pequeño asentamiento, en la bahía de Andrios. Y había otros buenos puertos naturales, como Kalantos y Alyko, para comerciantes que necesitaban refugio.

La siguiente etapa del proyecto es continuar inspeccionando y estudiando los hallazgos con un ROV (vehículo submarino operado a distancia) en 2018.

Encontrar los ocho naufragios en un lugar tan pequeño ya fue un golpe notable, pero sospechan que muchos más acechan allí en las profundidades cristalinas, esperando la atención de los arqueólogos buceadores dirigidos por pescadores locales que parecen haberlos sabido todo el tiempo.

El proyecto es una colaboración del Museo Marítimo de Noruega, el Instituto Noruego de Atenas y el Ephorate of Underwater Antiquities de Atenas y la directora Angeliki Simosi.


Fourni fortuito

El archipiélago podría ser un punto de acceso para encontrar naufragios hoy porque fue un destino muy popular para los barcos en el pasado, dijo Campbell a WordsSideKick.com.

"Fourni es en realidad un lugar realmente seguro", dijo Campbell. "Es solo el volumen de tráfico en cada período de tiempo lo que causa el volumen de siniestros".

Aunque Fourni no tenía ninguna ciudad importante en la antigüedad, era conocida como un buen punto de anclaje y navegación para las rutas de cruce del Egeo que iban tanto de este a oeste como de norte a sur.

Los barcos habrían anclado en lugares protegidos de los habituales vientos del noroeste. Pero de vez en cuando, estos barcos pueden ser tomados por sorpresa por una gran tormenta del sur. Si la posición del ancla no se cambia lo suficientemente rápido, estos barcos estarían en problemas, señaló Campbell. Esos son los desafortunados barcos que Campbell y sus colegas han encontrado a lo largo de las costas de Fourni.

"Los barcos simplemente se estrellarían contra los acantilados y luego se dispersarían", dijo Campbell. "Encontramos pilas de ánforas [jarrones griegos antiguos]. Parece la escena de un accidente automovilístico gigante, con estas cerámicas cayendo en cascada".


Tres antiguos naufragios con carga aún encontrados frente a una isla griega - Historia

Si fuera patológicamente egocéntrico, eso & # 8217 sería lo que haría.

La antigua Atenas celebró una votación anual (?) Sobre desterrar a alguien durante diez años.

Temístocles había dirigido la campaña de varios años para salvar a Atenas y Grecia en general de la conquista de los persas.

Muchos de los asistentes no pudieron leer.

Una persona servicial inscribió el nombre de Themistocles & # 8217 en las & # 8216ballots & # 8217 y se las entregó a los asistentes.

Seguro que hubo muchos naufragios en ese entonces. Incluso el barco de St. Paul naufragó en una tormenta, de camino a Roma.

Lloyd & # 8217s of London debe haber estado en quiebra.

En el libro que he estado leyendo, El Imperio Romano en el Océano Índico, me enteré de que los suscriptores del comercio marítimo bastante masivo asumían un cierto nivel de pérdidas, no tenían compañías de seguros en ese entonces, per se, pero el emperador Claudio cubrió los costos (incluida la carga perdida a bordo de los barcos que se hundieron) para garantizar que el suministro de grano llegara a Roma.

LGY ha bajado un centavo antes de la apertura del mercado, por cierto.

Kasos está a unas 35 millas al este del extremo oriental de la isla de Creta (más cerca de Karpathos).

Navegación: utilice los enlaces a continuación para ver más comentarios.
primero 1-20, 21-22 siguiente último

Descargo de responsabilidad: Las opiniones publicadas en Free Republic son las de los carteles individuales y no representan necesariamente la opinión de Free Republic o su administración. Todos los materiales publicados en este documento están protegidos por la ley de derechos de autor y la exención para el uso justo de obras protegidas por derechos de autor.


El Blog de Historia

Experts from the Greek Department of Underwater Antiquities and the Greek Center for Marine Research have discovered two Roman-era shipwrecks almost a mile deep on the Ionian seabed off the islands of Corfu and Paxoi. The ships were found during an archaeological survey that took place between May 11th and May 17th over a 200 square kilometer (77 square mile) area of the Greek continental shelf where a Greek-Italian gas pipeline known as the Poseidon project is scheduled to be sunk.

Researchers used side-scan radar to locate potential wrecks that would be damaged or disrupted by the pipeline. Twelve targets of interest were identified. Unmanned submersibles were then used to explore the sites, two of which proved to be ancient and one historic. Archaeologists were able to date the shipwrecks from the artifacts recorded and recovered by the subs. The first two ships, dubbed Poseidon 1 and Poseidon 2, date to the third century A.D. The last, Poseidon 3, is of more recent extraction, probably the 17th or 18th century.

Poseidon 1 was found .7 miles deep. Submersible footage revealed jars, kitchenware, two anchors, North African amphorae of various types, ballast stones and traces of the wooden hull. Some of the artifacts were recovered from the wreck, including a marble vase about 12 inches in height. The amphorae suggest the ship may have originated in North Africa and was on its way to Greece after a stop in Italy when it sank.

Poseidon 2 was found about .85 miles deep. Footage of the wreck showed a range of cargo, including vases, plates, cooking utensils, metal objects and again ballast stones and what appears to be a piece of the hull. None of the artifacts were able to be recovered, however, because they were too well-embedded in the mud of the seafloor for the submersible to remove any without disturbing the site.

The third wreck is, not surprisingly given its relative youth, the best preserved. It’s .78 miles deep and the sub found the ship’s hull, iron anchors, a wide variety of ceramic vessels — glazed jugs, plates — used for cooking and storage.

This is the first archaeological survey conducted in the deep water of the Ionian Sea. The results confirm that ancient oceanic traffic regularly ventured into deeper waters, upending the old conventional wisdom that ancient ships mainly sailed closed to shore.

These recently exposed ships are now among the deepest known ancient wrecks in the Mediterranean. Experts say that sunken ancient ships are generally located at about 100-130 feet deep. It is popular belief that early traders were reluctant to go too far offshore, unlike warships which were freed by ballast and cargo. The smaller vessels did not have the capacity to navigate far from the coast, so that if there was a wreck they would be close enough to the coast to save the crew.

A Woods Hole Oceanographic Institution representative has stated that a series of ancient shipwrecks located far from land over the past decade or so has forced experts to reconsider the coast-hugging theory. In fact, these latest finds are crucial hard evidence showing the actual patterns of ancient seafaring and commerce. According to a CBS News report, in many cases — as when winds threatened to push ships onto rocks — ancient mariners made a conscious effort to avoid coastal waters.

This entry was posted on Wednesday, May 30th, 2012 at 11:31 PM and is filed under Ancient, Treasures. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.


The lost harbour of Pisa

Fig. 1: Portus Pisanus,(1), Pisa(2), the Migliarino island(3), Campo(4), Livorno(5), Triturrita(6), San Piero a Grado(7).

By Gerard Huissen and Arthur de Graauw

In the beginning of 2019 we received the message that, after nine months, the maritime museum of Pisa had opened her doors again to the public (see category news). Well, your editor must admit that this museum was unknown to him, and also the fact that Pisa once was one of the most prosperous port cities on the west coast of Italy. So it is time to straighten this out (not everything in Pisa has to be leaning) and to explore this lost port of Pisa and what the museum eventually may offer.

The harbour of Pisa
After a little research it soon becomes apparent that ‘the’ port of Pisa does not exist. Through the centuries there was a network of harbours and landing-stages around Pisa, probably partly functioning next to each other and partly replacing others. In ancient times the rivers Arnus (current Arno) and Auser (today Serchio) came together in Pisa and flowed as one river to the coast, thus connecting the hinterland with the sea.
The harbour network of Pisa consisted of many sea and river ports and mooring places, such as around the Migliarino island (north of the mouth of the Arno), San Piero a Grado (at the mouth of the Arno), the city harbour of Pisa, Portus Pisanus in Livorno to the south of the Arnus and several smaller berths (see fig.1). Partly due to the changing course of the rivers through the centuries only some of the river ports have been found. In addition to the city port mentioned already, a rivier berth has been found to the east of Pisa on the right bank of the Arno at Campo.

Fig. 2: An old map depicting the supposed location of the lagune and the peninsula Triturrita
in the first half of the 18th century 1

Little was still known about any old seaport. The only seaport was a harbour described by Strabo 2 in the first century AD. According to Strabo, Pisa was at his time located 20 stadia 3 from the coast, and the river was difficult to navigate for large ocean-going vessels. Perhaps that was the reason why Pisa, next to the river port in the city, needed a more accessible port on the coast, a port that was given the name Portus Pisanus.
The Roman poet Rutilius Namatianus, who travelled in the fifth century AD by boat from Rome to Gaul (modern France), visited various ports, including Portus Pisanus 4 : “From there we made for Triturrita: that is the name of a residence, a peninsula lying in the wash of baffled waves. For it juts out into the sea on stones which man's hand has put together, and he who built the house had first to make sure building ground. I was astonished at the haven close by, which by report is thronged with Pisa's merchandise and sea-borne wealth. The place has a marvellous appearance. Its shores are buffeted by the open sea and lie exposed to all the winds: here there are not sheltering piers to protect any inner harbour-basin capable of defying the threats of Aeolus. But, fringing its own deep-water domain, the tall sea-weed is like to do no damage to a ship that strikes it without shock and yet in giving way it entangles the furious waves and lets no huge roller surge in from the deep". Further on he wrote 5 : "So then I moor my ships in the safe anchorage, and myself drive to Pisa by the road the wayfarer goes afoot".
Portus Pisanus is also mentioned in the Itinerarium Maritimum of Antoninus Augustus, a travel guide from the fourth century AD:
a Vadis portu Pisano mpm XVIII" (from Vada to Portus Pisanus: 18 miles [

14 nautical miles])
"a portu Pisano Pisis, fluvius, mpm VIIII" (from Portus Pisanus tor Pisa via the river [Arno] 9 miles [

7 nautical miles]) 6
But let us first delve more into the background of the region around Pisa.

Fig. 3: Relief in the tower of Pisa

History of the area around Pisa
According to the German art historian Rudolf Borchardt 7 , Pisa, the port city in the delta of the rivers Arno and Serchio, should have been already 5,000 years ago a city flourishing economically through the trade with Spina (a Greek port in the Po delta, the current Comacchio near Venice), especially in amber. In 283 BC Pisa was called a Civitas Foederata (Federal State) within the Roman Empire and in the second half of third century BC it became a naval base for the Roman expeditions to Sardinia and southern Gaul (France). About the same time, a road was built between Rome and Pisa, the Via Aurelia Vetus. In the second century BC Pisa played a decisive role as a military base during the war against the Ligurians.
In the context of this war two new cities were built. In 180 BC Pisa donated a portion of its northern territory for the foundation of the Latin colony Lucca and, when finally the Ligurians in northwestern Tuscany had been defeated, the Roman port city Luna was built. Both ports, the port of Pisa as well as Luna, became a strategic base for the Roman expansion in the western Mediterranean area. The two ports also played an important role in the military advance from Rome to the North: to Pisa along the via Aurelia vetus and a new coast road, called the via Aurelia nova, and to Luna and the Po plain along the via Aemilia. Later, during the Roman Empire, activities in Pisa increased enormously and the city became one of the most important ports for trading as well as for the military fleet of Rome.

Fig. 4: One of the wrecks excavated in Pisa in 1998 8

Partly due to recent geological and archaeological research, the interest for the port network around Pisa increased strongly in the last years, so that we slowly learn more and more about the harbour system of Pisa.

The Pompeii of the sea
It all started in 1998, during the construction of the new business centre of the railways in the centre of Pisa. A few hundred metres away from the famous tower, near the station of San Rosorre, one and a half kilometres away from the sea, several ships from the Roman time were found. During the following excavations a wealth of objects has been unearthed, including ceramics, amphorae and a number of objects that had to do with the daily life and traffic within a port. Ropes and rigging, fishing equipment, navigation instruments, anchors in stone, wood and iron, baskets and pots. Objects that either had to do something with the cargo or with the equipment of the ships visiting the port of Pisa and which, for some reason, ended up at the bottom of the port. Even wooden and leather sandals, bags and aprons have been found. The archaeologists also found the bones of several sailors and animals. Noteworthy is the discovery of the skeleton of a sailor and his dog. The number of finds was so big that people started to talk about the ‘Pompeii of the sea'. The first wreck the excavations revealed was a roman cargo ship, preserved in excellent condition.

Fig. 5: Ship equipment from the excavations in Pisa

It seemed an isolated case, but further excavations - conducted under the supervision of the 'Archaeological Heritage of Tuscany' - led to the finding of other wrecks, all in very good condition, with part of the cargo still on board. Also the remains of port structures have been brought to light, amounting to at least 39 wrecks from different periods. The longest measures thirty meters. The ships date back from the 2nd century BC to the 5th century AD. In an article, published in the news magazine Newsweek of 11 January 2007, Barbie Nadeau gives us her explanation of why so many ships from various times in history perished with all hands in the port of Pisa. Research apparently revealed that the coast of Tuscany was plagued every few years by a tsunami (caused by earthquakes). These tsunamis could have reached the port city by the channel that connected the city with the coast and wreaked havoc with the ships 9 .

Fig 6: Skeletons of a sailor
and his dog 10

However, the most important result of this excavation site is that now the city port of Pisa has been mapped out. This port, from which until now nobody knew exactly where it was located, was part of the complex of ports and waterways that were connected to the Portus Pisanus.

Portus Pisanus
In 56 BC Cicero 11 , in a letter to his brother 12 , mentioned a port called Portus Labro, probably located in the same area as Portus Pisanus. Was Portus Labro perhaps an earlier name for Portus Pisanus or was this another port? For the time being we must leave this question unanswered. Portus Pisanus itself must have been in a lagoon at the mouth of the current drain of the Arno ("Scolmatore"), to the northwest of the ancient city of Livorno, which is probably today’s northwest part of the city (see fig. 2).

Fig. 7: The seabed at Santo Stefano ai Lupi Fig. 8: Portus Pisanus in the Roman period 13

Archaeological excavations at Santo Stefano ai Lupi corroborate both the classical sources and Targioni Tozzetti’s (see fig. 2) description with the discovery of portions of seabed covered by fragments of ancient pottery (dated to the 6th–5th centuries BC and to a period between the 1st century BC and the 6th century AD), ballast stones, part of a small stone dock, and some buildings, including a warehouse and a necropolis dated to the 4th–5th centuries AD. These structures belong to the Portus Pisanus harbour system.
Unfortunately only a small area of the ancient port city and the adjacent basin has been excavated. The pottery fragments found on the ancient seabed prove that, in this part of what was called Portus Pisanus, boats and ships were loaded and unloaded. Presumably the corresponding harbour basin offered natural protection to the ships. Neither historical sources nor archaeological research have shown artificial breakwaters, so we can assume that the associated harbour basin was indeed a large, naturally sheltered bay.

Fig. 9: Reconstruction of the ancient landscape

A team of geologists and archaeologists from France, England and Italy has recently done research on the environment and the sea level from the Holocene until now (the last 11,000 years) 14 . Their research showed that in 200 BC the port, located about 20 kilometers south of Pisa, lay in a lagoon with natural protection and easy access to the city of Pisa, which benefited the trade and shipping and was suitable for the establishment of port facilities. In addition they found charcoal fragments (often an indication of human activity) and remains of shipwrecks. By linking the findings to old maps and writings, they could complete the reconstruction.
The lagoon offered good shelter to Portus Pisanus, the port of Pisa, far into the fifth century AD until the lagoon’s access disappeared around 1000-1250 AD because of the shifting of the coastline (see fig. 9). Around 1500 the lagoon was completely cut off from the sea and changed into a lake. By then the port activities had already been moved to a new port in current Livorno.

Fig. 10: The museum in the Arsenal of the Medici

The museum of the ancient ships in Pisa

Fig. 11: Interior of the museum

The museum 15 , covering an area of 5,000 m2, will mainly show the finds of the excavations in the city centre. Among these are the remains of 39 ships from the 2nd century BC till the 7th century AD. The museum is a combination of the Centre for the restoration of wet wood, the preserved remains of the ancient ships and the recently renovated 'Arsenal of the Medici'. This arsenal was built by Cosimo I as a shipyard in Pisa for building ships for the Tuscan fleet.


Ancient Roman Shipwreck May Hold 2,000-Year-Old Food

For fans of Italian cuisine, the news of a well-preserved ancient Roman shipwreck — whose cargo of food might still be intact — will surely whet their appetites.

The ship is believed to be about 2,000 years old and is buried in the mud off the coast of Varazze, Italy, according to The Age. The mud kept the wreck hidden for centuries, but also helped to preserve it and its cargo, held in clay jars known as amphorae.

"There are some broken jars around the wreck, but we believe that most of the amphorae inside the ship are still sealed and food-filled," Lt. Col. Francesco Schilardi, commander of the police diving team that found the shipwreck, told the BBC. [Photos: Shipwreck Alley's Sunken Treasures]

Local fishermen suspected there might be a wreck in the area, because pieces of pottery kept turning up in their nets. Police divers used a remotely operated vehicle (ROV) to locate the shipwreck about 160 feet (50 meters) underwater.

"This is an exceptional find," Schilardi said. "Now, our goal is to preserve the ship and keep thieves out. We are executing surveys and excavations to study the contents of the boat, which is perfectly intact."

Using sophisticated technologies like ROVs, sonar mapping equipment and genetic analysis, marine archaeologists have had considerable success in recent years in recovering well-preserved artifacts from shipwrecks.

Earlier this year, scientists were able to identify the contents of a small tin box, recovered from an ancient Roman shipwreck off the coast of Tuscany, as eye medicine containing zinc, beeswax, pine resin and other compounds.

And a 2,400-year-old shipwreck found in 2006 off the Greek island of Chios carried a cargo that was revealed through genetic analysis to be ancient salad dressing, i.e., olive oil flavored with oregano.

These discoveries, like the recently identified shipwreck off the coast of Varazze, can help archaeologists learn about ancient trading routes and the lives of everyday people throughout the Mediterranean region.

The clay amphorae now being recovered from the Varazze shipwreck still have intact caps of pine and pitch (a kind of tar), giving archaeologists hope that the contents are still preserved. Amphorae recovered from shipwrecks are often just empty clay vessels.

The area off Varazze was part of an ancient trading route along the Italian peninsula, France and Spain. The site of the shipwreck has now been sealed off to prevent the looting of ancient artifacts.

Copyright 2013 LiveScience, a TechMediaNetwork company. Reservados todos los derechos. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.


Ver el vídeo: Los momentos de pánico que se vivieron dentro de un crucero por una fuerte tormenta cerca a Noruega


Comentarios:

  1. Mikanos

    En mi opinión, se cometen errores. Propongo discutirlo. Escríbeme en PM.

  2. Gardarn

    ¡Entonces sí!

  3. Wilbert

    Si, esto es a tiempo

  4. Abdul-Rahman

    Bravo tu frase simplemente excelente

  5. Kelmaran

    Hay algo en esto. Ahora todo está funcionando, muchas gracias por su ayuda en este asunto.

  6. Vilkree

    Bueno poco a poco.

  7. Brock

    En mi opinión, estás equivocado. Estoy seguro. Vamos a discutir. Envíeme un correo electrónico a PM, hablaremos.

  8. Adiran

    Bravo, la frase vino por el camino



Escribe un mensaje