Estados Unidos invade Pakistán - Creación de Bangladesh - Historia

Estados Unidos invade Pakistán - Creación de Bangladesh - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En diciembre de 1970, se celebraron elecciones en Pakistán. En el este de Pakistán, la Liga Awami dirigida por Mujibur Rahman ganó 160 de 162 escaños en el Parlamento. La Liga Awami exigió una completa autonomía interna para Pakistán Oriental. El líder paquistaní, Ali Bhutto, rechazó esta demanda. El gobierno paquistaní recurrió a la violencia para reprimir a los Awamis y cientos de miles fueron masacrados. El liderazgo Awami huyó a la India junto con millones de refugiados y declaró el estado independiente de Bangladesh.

Los indios apoyaron plenamente la declaración y ayudaron a equipar un ejército guerrillero. Pakistán reaccionó lanzando un ataque sorpresa contra las bases aéreas indias. El ataque fracasó y la India respondió con un ataque a gran escala en el este de Pakistán, derrotando al ejército paquistaní. Pakistán se vio obligado a aceptar la creación de un estado separado de Bangladesh en la antigua provincia oriental de Pakistán.


Dificultades posteriores a la partición Editar

Movimiento del idioma bengalí Editar

Uno de los temas más divisorios que enfrentó Pakistán en su infancia fue la cuestión de cuál sería el idioma oficial del nuevo estado. Mohammad Ali Jinnah cedió a las demandas de los refugiados de los estados indios de Bihar y Uttar Pradesh, quienes insistieron en que el urdu sea el idioma oficial de Pakistán. Los hablantes de los idiomas de Pakistán Occidental (punjabi, sindhi, pushtu y baluchi) estaban molestos porque sus idiomas recibieron un estatus de segunda clase. En Pakistán Oriental, la insatisfacción se convirtió rápidamente en violencia. Los bengalíes del este de Pakistán constituían la mayoría (un 54% estimado) de toda la población de Pakistán. Su idioma, el bengalí, como el urdu, pertenece a la familia de idiomas indo-arios, pero los dos idiomas tienen diferentes escrituras y tradiciones literarias. [2]

Jinnah visitó Pakistán Oriental en una sola ocasión después de la independencia, poco antes de su muerte en 1948. [2] Hablando en Dhaka a una multitud de más de 300.000 el 21 de marzo de 1948, anunció que, "Sin un idioma estatal, ninguna nación puede permanecer atados sólidamente y funcionan ". [3] [4] Las opiniones de Jinnah no fueron aceptadas por la mayoría de los paquistaníes del este. El 21 de febrero de 1952, se llevó a cabo una manifestación en Dhaka en la que los estudiantes exigieron el mismo estatus para el bengalí. La policía reaccionó disparando contra la multitud y matando a muchos estudiantes, la mayoría de los cuales siguen sin identificar hasta el día de hoy. (Un monumento, el Shaheed Minar, se construyó más tarde para conmemorar a los mártires del movimiento lingüístico). Dos años después del incidente, la agitación bengalí obligó a la Asamblea Nacional a designar "urdu y bengalí y otros idiomas que puedan declararse" para ser los idiomas oficiales de Pakistán. [2]

Jinnah y Liaquat editar

Lo que mantuvo unido al nuevo país fue la visión y la personalidad contundente de los fundadores de Pakistán: Jinnah, el gobernador general conocido popularmente como el Quaid i Azam (Líder Supremo) y Liaquat Ali Khan (1895-1951), el primer primer ministro, conocido popularmente como el Quaid i Millet (Líder de la Comunidad). La maquinaria gubernamental establecida en la independencia era similar al sistema virreinal que había prevalecido en el período anterior a la independencia y no imponía limitaciones formales a los poderes constitucionales de Jinnah. En la década de 1970 en Bangladesh, el jeque Mujibur Rahman, el líder del movimiento de independencia de Bangladesh de Pakistán, disfrutaría del mismo prestigio y exención del estado de derecho normal. Sheikh Mujibur Rahman a menudo ha sido criticado en muchos sectores por ser autocrático. [2]

Cuando Jinnah murió en septiembre de 1948, la sede del poder pasó del gobernador general al primer ministro, Liaquat. Liaquat tenía una amplia experiencia en política y, como refugiado de la India, disfrutó del beneficio adicional de no estar demasiado identificado con ninguna provincia de Pakistán. Un Liaquat moderado, suscrito a los ideales de un Estado parlamentario, democrático y laico. Por necesidad, consideró los deseos de los portavoces religiosos del país que defendieron la causa de Pakistán como estado islámico. Buscaba un equilibrio entre el islam y el secularismo para una nueva constitución cuando fue asesinado el 16 de octubre de 1951 por fanáticos que se oponían a la negativa de Liaquat de emprender la guerra contra la India. Con la desaparición de Jinnah y Liaquat, Pakistán se enfrentaba a un período inestable que se resolvería mediante la intervención militar y del servicio civil en los asuntos políticos. Los primeros años turbulentos después de la independencia definieron así la perdurable cultura político-militar de Pakistán. [2]

La incapacidad de los políticos para proporcionar un gobierno estable fue en gran parte resultado de sus mutuas sospechas. Las lealtades tendían a ser personales, étnicas y provinciales más que nacionales y orientadas a cuestiones. El provincialismo se expresó abiertamente en las deliberaciones de la Asamblea Constituyente. En la Asamblea Constituyente, las discusiones frecuentes expresaron el temor de que la provincia de Punjab, en Pakistán Occidental, dominara la nación. Un órgano ineficaz, la Asamblea Constituyente tardó casi nueve años en redactar una constitución, que a todos los efectos prácticos nunca se puso en vigor. [2]

Khwaja Nazimuddin y Ghulam Mohammad Editar

Liaquat fue sucedido como primer ministro por un bengalí conservador, el gobernador general Khwaja Nazimuddin. El ex ministro de Finanzas Ghulam Mohammad, un funcionario de carrera de Punjabi, se convirtió en gobernador general. Ghulam Mohammad estaba descontento con la incapacidad de Nazimuddin para lidiar con la agitación bengalí por la autonomía provincial y trabajó para expandir su propia base de poder. Pakistán Oriental favorecía un alto grado de autonomía, con el gobierno central controlando poco más que asuntos exteriores, defensa, comunicaciones y moneda. En 1953, Ghulam Mohammad destituyó al primer ministro Nazimuddin, estableció la ley marcial en Punjab e impuso el gobierno del gobernador (gobierno directo del gobierno central) en el este de Pakistán. En 1954, nombró su propio "gabinete de talentos". Mohammad Ali Bogra, otro bengalí conservador y anteriormente embajador de Pakistán en Estados Unidos y Naciones Unidas, fue nombrado primer ministro. [2]

Durante septiembre y octubre de 1954, una cadena de hechos culminó con un enfrentamiento entre el gobernador general y el primer ministro. El primer ministro Bogra intentó limitar los poderes del gobernador general Ghulam Mohammad mediante enmiendas adoptadas apresuradamente a la de facto constitución, la Ley del Gobierno de la India de 1935. Sin embargo, el gobernador general consiguió el apoyo tácito del ejército y la administración pública, disolvió la Asamblea Constituyente y luego formó un nuevo gabinete. Bogra, un hombre sin seguidores personales, siguió siendo primer ministro pero sin poder efectivo. El general Iskander Mirza, que había sido soldado y funcionario, se convirtió en ministro del interior El general Muhammad Ayub Khan, comandante del ejército, se convirtió en ministro de Defensa y Chaudhry Muhammad Ali, exjefe del servicio civil, siguió siendo ministro de Finanzas. El principal objetivo del nuevo gobierno era poner fin a la política provincial disruptiva y proporcionar al país una nueva constitución. El Tribunal Federal, sin embargo, declaró que debía convocarse una nueva Asamblea Constituyente. Ghulam Mohammad no pudo eludir la orden, y la nueva Asamblea Constituyente, elegida por las asambleas provinciales, se reunió por primera vez en julio de 1955. Bogra, que tenía poco apoyo en la nueva asamblea, cayó en agosto y fue reemplazado por Choudhry Ghulam. Mohammad, afectado por la mala salud, fue sucedido como gobernador general en septiembre de 1955 por Mirza. [2]

Segunda Asamblea Constituyente Editar

La segunda Asamblea Constituyente difirió en composición de la primera. En Pakistán Oriental, la Liga Musulmana había sido abrumadoramente derrotada en las elecciones de la asamblea provincial de 1954 por la coalición del Frente Unido de partidos regionales bengalíes anclados por Krishak Sramik Samajbadi Dal (Partido Socialista Campesino y Obrero) de AK Fazlul Huq y la Liga Awami (Liga Popular) dirigido por Huseyn Shaheed Suhrawardy. El rechazo al dominio de Pakistán Occidental sobre Pakistán Oriental y el deseo de autonomía provincial bengalí fueron los ingredientes principales de la plataforma de veintiún puntos de la coalición. Las elecciones de Pakistán Oriental y la victoria de la coalición demostraron que el faccionalismo bengalí pírrico surgió poco después de las elecciones y el Frente Unido se vino abajo. Desde 1954 hasta que Ayub asumió el poder en 1958, Krishak Sramik y la Liga Awami libraron una batalla incesante por el control del gobierno provincial de Pakistán Oriental. [2]

El primer ministro Choudhry indujo a los políticos a acordar una constitución en 1956. Para establecer un mejor equilibrio entre las alas oeste y este, las cuatro provincias de Pakistán Occidental se fusionaron en una unidad administrativa. La constitución de 1956 hizo provisiones para un estado islámico tal como se plasmó en su Directiva de principios de política estatal, que definía métodos para promover la moral islámica. El parlamento nacional debía comprender una cámara de 300 miembros con igual representación de las alas este y oeste. [2]

Suhrawardy de la Liga Awami sucedió a Choudhry como primer ministro en septiembre de 1956 y formó un gabinete de coalición. Él, como otros políticos bengalíes, fue elegido por el gobierno central para servir como símbolo de unidad, pero no logró obtener un apoyo significativo de los agentes del poder de Pakistán Occidental. Aunque tenía una buena reputación en el este de Pakistán y era respetado por su asociación previa a la partición con Mohandas K. Gandhi, sus denodados esfuerzos por obtener una mayor autonomía provincial para el este de Pakistán y una mayor proporción de los fondos de desarrollo no fueron bien recibidos en el oeste. Pakistán. Los trece meses de Suhrawardy en el cargo llegaron a su fin después de que asumió una posición firme en contra de la abrogación del gobierno de "Una Unidad" existente para todo Pakistán Occidental a favor de gobiernos locales separados para Sind, Punjab, Baluchistán y Khyber Pakhtunkhwa. Por tanto, perdió mucho apoyo de los políticos provinciales de Pakistán Occidental. También usó poderes de emergencia para evitar la formación de un gobierno provincial de la Liga Musulmana en Pakistán Occidental, perdiendo así mucho respaldo punjabi. Además, su abierta defensa de los votos de confianza de la Asamblea Constituyente como medio adecuado para formar gobiernos despertó las sospechas del presidente Mirza. En 1957, el presidente utilizó su considerable influencia para expulsar a Suhrawardy del cargo de primer ministro. Continuó la deriva hacia el declive económico y el caos político. [2]

El 7 de octubre de 1958, Iskander Mirza emitió una proclama que abolió los partidos políticos, derogó la constitución de dos años y colocó al país bajo la ley marcial. Mirza anunció que la ley marcial sería una medida temporal que duraría solo hasta que se redactara una nueva constitución. El 27 de octubre, juró en un gabinete de doce miembros que incluía a Ayub Khan como primer ministro y otros tres generales en puestos ministeriales. Entre los ocho civiles se encontraba Zulfikar Ali Bhutto, ex profesor universitario. Ese mismo día, el general exilió a Mirza a Londres porque "las fuerzas armadas y el pueblo exigían una ruptura limpia con el pasado". Hasta 1962, la ley marcial continuó y Ayub purgó a varios políticos y funcionarios del gobierno y los reemplazó con oficiales del ejército. Ayub llamó a su régimen una "revolución para limpiar el lío del marketing negro y la corrupción". [5]

La nueva constitución promulgada por Ayub en marzo de 1962 confirió al presidente toda la autoridad ejecutiva de la república. Como director ejecutivo, el presidente podía nombrar ministros sin la aprobación de la legislatura. No había ninguna disposición para un primer ministro. Había una disposición para una Asamblea Nacional y dos asambleas provinciales, cuyos miembros serían elegidos por los "Demócratas Básicos": 80.000 votantes organizados en una jerarquía de cinco niveles, con cada nivel eligiendo funcionarios para el siguiente nivel. Pakistán fue declarado república (sin ser específicamente una república islámica) pero, en deferencia a los ulamas (eruditos religiosos), se requería que el presidente fuera musulmán y no se podía aprobar ninguna ley que fuera contraria a los principios del Islam. [5]

La constitución de 1962 hizo pocas concesiones a los bengalíes. En cambio, fue un documento que reforzó el gobierno centralizado bajo el disfraz de programas de "democracias básicas", dio apoyo legal a la ley marcial y convirtió los cuerpos parlamentarios en foros de debate. A lo largo de los años de Ayub, Pakistán Oriental y Pakistán Occidental se separaron cada vez más. La muerte de Suhrawardy de la Liga Awami en 1963 dio al voluble Sheikh Mujibur Rahman (comúnmente conocido como Mujib) el liderazgo del partido dominante de Pakistán Oriental. Mujib, quien ya en 1956 había abogado por la "liberación" de Pakistán Oriental y había sido encarcelado en 1958 durante el golpe militar, rápidamente y con éxito llevó el tema del movimiento de Pakistán Oriental por la autonomía a la vanguardia de la política de la nación. [5]

Durante los años entre 1960 y 1965, la tasa anual de crecimiento del producto interno bruto per cápita fue del 4,4% en Pakistán Occidental frente a solo el 2,6% en Pakistán Oriental. Además, los políticos bengalíes que presionan por una mayor autonomía se quejaron de que gran parte de los ingresos de exportación de Pakistán se generaron en Pakistán Oriental por la exportación de yute bengalí y té. Todavía en 1960, aproximadamente el 70% de los ingresos de exportación de Pakistán se originaban en el ala este, aunque este porcentaje disminuyó a medida que disminuía la demanda internacional de yute. A mediados de la década de 1960, el ala este representaba menos del 60% de los ingresos por exportaciones de la nación y, en el momento de la independencia de Bangladesh en 1971, este porcentaje había caído por debajo del 50%. Mujib exigió en 1966 que se mantuvieran cuentas de divisas separadas y que se abrieran oficinas comerciales separadas en el extranjero. A mediados de la década de 1960, Pakistán Occidental se estaba beneficiando de la "Década del Progreso" de Ayub, con su exitosa "revolución verde" en el trigo, y de la expansión de los mercados de textiles de Pakistán Occidental, mientras que el nivel de vida de Pakistán Oriental permanecía abismalmente nivel bajo. Los bengalíes también estaban molestos porque Pakistán Occidental, por ser la sede del gobierno, fuera el principal beneficiario de la ayuda exterior. [5]

En una conferencia de 1966 en Lahore de los capítulos oriental y occidental de la Liga Awami, Mujib anunció su programa político y económico de seis puntos (el 5 de febrero) para la autonomía provincial de Pakistán Oriental. Exigió que el gobierno sea de naturaleza federal y parlamentaria, que sus miembros sean elegidos por sufragio universal adulto con legislativo sobre la base de la población que el gobierno federal tenga la responsabilidad principal de la política exterior y la defensa solo que cada ala tenga su propia moneda y separe cuentas fiscales que la tributación ocurriría a nivel provincial, con un gobierno federal financiado por subvenciones garantizadas constitucionalmente que cada unidad federal podría controlar su propia ganancia de divisas y que cada unidad podría levantar su propia milicia o fuerzas paramilitares. [6]

Los seis puntos de Mujib van directamente en contra del plan del presidente Ayub para una mayor integración nacional. Las ansiedades de Ayub fueron compartidas por muchos paquistaníes occidentales, que temían que el plan de Mujib dividiría a Pakistán alentando divisiones étnicas y lingüísticas en Pakistán occidental, y dejaría Pakistán Oriental, con su unidad étnica y lingüística bengalí, con mucho el más poblado y poderoso de los países. federaciones de unidades. Ayub interpretó las demandas de Mujib como equivalentes a un llamado a la independencia. Después de que los partidarios de Mujib se amotinaran en una huelga general en Dhaka, el gobierno arrestó a Mujib en enero de 1968 [6].

Ayub sufrió una serie de contratiempos en 1968. Su salud era mala y casi fue asesinado en una ceremonia que marcaba los diez años de su gobierno. Siguieron disturbios y Zulfikar Ali Bhutto fue arrestado como instigador. En Dhaka, un tribunal que investigó las actividades del ya interno Mujib estaba despertando un fuerte resentimiento popular contra Ayub. Una conferencia de líderes de la oposición y la cancelación del estado de emergencia (vigente desde 1965) llegaron demasiado tarde para conciliar a la oposición. El 21 de febrero de 1969, Ayub anunció que no se presentaría a las próximas elecciones presidenciales de 1970. Un estado de casi anarquía reinó con protestas y huelgas en todo el país. La policía parecía impotente para controlar la violencia de la multitud, y los militares se mantuvieron al margen. Finalmente, el 25 de marzo, Ayub renunció y entregó la administración al comandante en jefe, el general Agha Mohammad Yahya Khan. Una vez más, el país fue puesto bajo la ley marcial.

El general Yahya asumió los títulos de presidente y administrador principal de la ley marcial. Anunció que se consideraba un líder de transición cuya tarea sería restaurar el orden y realizar elecciones libres para una nueva asamblea constituyente, que luego redactaría una nueva constitución. Nombró un gabinete mayoritariamente civil en agosto de 1969 en preparación para las elecciones, que estaban programadas para diciembre de 1970. Yahya actuó con rapidez para resolver dos cuestiones contenciosas por decreto: la impopular "Unidad Única" de Pakistán Occidental, que se creó como condición para la constitución de 1956, se puso fin y Pakistán Oriental obtuvo 162 escaños de los 300 miembros de la Asamblea Nacional.

El 12 de noviembre de 1970, un ciclón de Bhola devastó un área de casi 8.000 kilómetros cuadrados (3.100 millas cuadradas) de las tierras bajas de la costa central del este de Pakistán y sus islas periféricas en la Bahía de Bengala. Se perdieron hasta 250.000 vidas. Dos días después del impacto del ciclón, Yahya llegó a Dhaka después de un viaje a Beijing, pero se fue un día después. Su aparente indiferencia por la difícil situación de las víctimas bengalíes provocó una gran animosidad. Los periódicos de la oposición en Dhaka acusaron al gobierno paquistaní de obstaculizar los esfuerzos de las agencias internacionales de ayuda y de "gran negligencia, falta de atención insensible y amarga indiferencia". Mujib, que había sido liberado de la prisión, lamentó que "Pakistán Occidental tiene una cosecha de trigo abundante, pero el primer envío de granos alimenticios que nos llega es del extranjero" y "que los comerciantes textiles no han dado ni una yarda de tela por nuestros obenques". . " "Tenemos un gran ejército", continuó Mujib, "pero los marines británicos deben enterrar a nuestros muertos". Añadió, "el sentimiento ahora impregna cada pueblo, hogar y barrio pobre de que debemos gobernarnos a nosotros mismos. Debemos tomar las decisiones que importan. Ya no sufriremos el gobierno arbitrario de burócratas, capitalistas e intereses feudales de Pakistán Occidental". [6]

Yahya había anunciado planes para las elecciones nacionales del 7 de diciembre e instó a los votantes a elegir candidatos comprometidos con la integridad y la unidad de Pakistán. Las elecciones fueron las primeras en la historia de Pakistán en las que los votantes pudieron elegir directamente a los miembros de la Asamblea Nacional. En una demostración convincente del descontento bengalí con el régimen de Pakistán Occidental, la Liga Awami ganó todos menos dos de los 169 escaños asignados a Pakistán Oriental en la Asamblea Nacional.El Partido del Pueblo de Pakistán de Bhutto quedó en un pobre segundo lugar a nivel nacional, ganando 81 de los 138 escaños de Pakistán Occidental en la Asamblea Nacional. La victoria electoral de la Liga Awami le prometió el control del gobierno, con Mujib como primer ministro del país, pero la asamblea inaugural nunca se reunió. [6]

El número de tropas de Pakistán Occidental que ingresaron a Pakistán Oriental había aumentado drásticamente en las semanas anteriores, pasando de un nivel previo a la crisis de 25.000 a alrededor de 60.000, lo que acercó al ejército a un estado de preparación. Sin embargo, a medida que aumentaban las tensiones, Yahya continuó las negociaciones con Mujib, volando a Dhaka a mediados de marzo. Bhutto se unió a las conversaciones entre Yahya y Muhib, pero pronto fracasaron, y el 23 de marzo, los bengalíes, siguiendo el ejemplo de Mujib, celebraron desafiante el "Día de la Resistencia" en Pakistán Oriental en lugar del tradicional "Día de la República" de todo Pakistán. Yahya decidió "resolver" el problema de Pakistán Oriental mediante la represión. En la noche del 25 de marzo voló de regreso a Islamabad. La represión militar en Pakistán Oriental comenzó esa misma noche. [6]

El 25 de marzo, el ejército de Pakistán lanzó la Operación Searchlight, una campaña calculada para intimidar a los bengalíes para que se sometieran. En cuestión de horas había comenzado un ataque masivo en Dhaka, con las mayores bajas concentradas en la Universidad de Dhaka y el área hindú del casco antiguo. El ejército de Pakistán llegó con listas de blancos y mató sistemáticamente a varios cientos de bengalíes. Mujib fue capturado y trasladado en avión a Pakistán Occidental para su encarcelamiento. [7]

Para ocultar lo que estaban haciendo, el Ejército de Pakistán acorralaron al cuerpo de periodistas extranjeros en el Hotel Internacional de Dhaka, se apoderaron de sus notas y los expulsaron al día siguiente. Simon Dring, reportero de El Telégrafo diario que escapó de la red de censura, estimó que tres batallones de tropas —uno blindado, uno de artillería y uno de infantería— habían atacado la ciudad prácticamente indefensa. [8] Varios informantes, incluidos misioneros y periodistas extranjeros que regresaron clandestinamente al este de Pakistán durante la guerra, estimaron que para el 28 de marzo la pérdida de vidas llegó a 15.000. A finales del verano se pensaba que hasta 300.000 personas habían perdido la vida. Anthony Mascarenhas en Bangladesh: un legado de sangre estima que durante los nueve meses de la lucha por la liberación, más de un millón de bengalíes pueden haber muerto a manos del ejército de Pakistán. [7]

La prensa de Pakistán Occidental emprendió una campaña vigorosa, pero en última instancia inútil, para contrarrestar los informes de los periódicos y la radio sobre las atrocidades. Un papel, el Noticias de la mañana, incluso editorializó que las fuerzas armadas estaban salvando a los paquistaníes del este de una eventual esclavitud hindú. La guerra civil fue minimizada por la prensa controlada por el gobierno como una insurrección menor que rápidamente se puso bajo control. [7]

Después de los trágicos acontecimientos de marzo, India se hizo oír en su condena a Pakistán. Una inmensa avalancha de refugiados de Pakistán Oriental, entre 8 y 10 millones según diversas estimaciones, cruzó la frontera hacia el estado indio de Bengala Occidental. En abril, una resolución parlamentaria india exigió que la primera ministra Indira Gandhi proporcionara ayuda a los rebeldes en Pakistán Oriental. Sr. K.C. Pant, siendo el ministro de Interior del estado, se le asignó la responsabilidad de manejar la situación de los refugiados en Bengala Occidental. Por recomendación del Sr. Pant, cumplió, pero se negó a reconocer al gobierno provisional de Bangladesh independiente. [7]

Se produjo una guerra de propaganda entre Pakistán e India en la que Yahya amenazó con la guerra contra India si ese país intentaba apoderarse de cualquier parte de Pakistán. Yahya también afirmó que Pakistán podía contar con sus amigos estadounidenses y chinos. Al mismo tiempo, Pakistán intentó aliviar la situación en el ala este. Tardíamente, reemplazó a Tikka, cuyas tácticas militares habían causado tantos estragos y pérdida de vidas humanas, con el teniente general A.A.K. Niazi. Un bengalí moderado, Abdul Malik, fue nombrado gobernador civil de Pakistán Oriental. Estos gestos tardíos de apaciguamiento no produjeron resultados ni cambiaron la opinión mundial. [7]

El 4 de diciembre de 1971, el ejército indio, muy superior en número y equipo al de Pakistán, ejecutó un movimiento de pinzas de tres puntas en Dhaka lanzado desde los estados indios de Bengala Occidental, Assam y Tripura, y solo tardó 12 días en derrotarlo. los 90.000 defensores paquistaníes. El ejército de Pakistán se vio debilitado por tener que operar tan lejos de su fuente de suministro. El ejército indio, por otro lado, fue ayudado por Mukti Bahini (Fuerza de Liberación) de Pakistán Oriental, los luchadores por la libertad que lograron mantener a raya al ejército de Pakistán en muchas áreas. El 16 de diciembre de 1971, el ala del ejército de Pakistán en el este de Pakistán dirigido por Niazi se rindió y Bangladesh fue liberado. Este día se celebra en Bangladesh como el "Día de la Victoria" con más énfasis que el Día de la Independencia (26 de marzo de 1971). [7]


El genocidio que Estados Unidos no puede & # 8217t recordar, pero Bangladesh no puede & # 8217t olvidar

& # 8220 Nuestro gobierno no ha denunciado la represión de la democracia. Nuestro gobierno no ha denunciado las atrocidades & # 8230 Nuestro gobierno ha demostrado lo que muchos considerarán una bancarrota moral. & # 8221 & # 8211. Archer Blood, diplomático estadounidense, 6 de abril de 1971.

Contenido relacionado

Blood escribió este despacho dos semanas después de la sangrienta masacre que llevaría al nacimiento de Bangladesh. A diferencia del genocidio de Ruanda, o el Holocausto, o la matanza que siguió a la desintegración de Yugoslavia, el genocidio en Bangladesh que terminó hace 45 años esta semana se ha escapado en gran medida de la conciencia pública, a pesar de que la estimación máxima de la cifra de muertos es de 3 millones. . Con el debate en curso sobre cómo o incluso si Estados Unidos debe ayudar a Siria y a los atrapados en Alepo, comprender cómo ha respondido Estados Unidos a los genocidios en el pasado es más crucial que nunca.

En 1947, la partición de la India británica dividió el subcontinente en las naciones independientes de India y Pakistán, cada una de las cuales era el hogar de sus respectivas mayorías religiosas, los hindúes y los musulmanes. Pero la logística difícil de manejar de esta división significó que Pakistán incluía dos trozos de tierra separados por más de 1,000 millas de territorio indio.

La distancia geográfica entre el oeste y el este de Pakistán se reflejó en su separación económica y política. Dado que la mayoría de la élite gobernante emigró hacia el oeste desde la India, Pakistán Occidental fue elegido como el centro político de la nación. Entre 1947 y 1970, Pakistán Oriental (que eventualmente se convertiría en Bangladesh) recibió solo el 25 por ciento de las inversiones industriales del país y el 30 por ciento de sus importaciones, a pesar de producir el 59 por ciento de las exportaciones del país. Las élites del oeste de Pakistán veían a sus compatriotas del este como cultural y étnicamente inferiores, y un intento de hacer del urdu el idioma nacional (menos del 10 por ciento de la población en el este de Pakistán tenía un conocimiento práctico del urdu) fue visto como una prueba más de que los intereses del este de Pakistán ser ignorado por el gobierno. Para empeorar las cosas, el poderoso ciclón de Bhola azotó el este de Bangladesh en noviembre de 1970 y mató a 300.000 personas. A pesar de tener más recursos a su disposición, Pakistán Occidental ofreció una respuesta lenta al desastre.

Como dijo el periodista francés Paul Dreyfus sobre la situación, & # 8220 A lo largo de los años, Pakistán Occidental se comportó como un huésped egoísta y mal educado, devorando los mejores platos y dejando nada más que sobras y sobras para Pakistán Oriental & # 8221.

En 1970, Pakistán Occidental anunció que el país celebraría elecciones para sus primeras elecciones generales desde que el país obtuvo su independencia. Al igual que otros líderes paquistaníes antes que él, el presidente y administrador principal de la ley marcial de Pakistán Occidental, el general Agha Mohammad Yahya Khan, puso límites a las libertades de los votantes, lo que indica que la integridad del país de Pakistán era más importante que los resultados de las elecciones. Esta práctica de & # 8220Basic Democracy & # 8221 se había utilizado en el pasado para dar la apariencia de democracia y dejar a los militares en verdadero control.

En esta elección, 138 escaños irían a los representantes de Pakistán Occidental y 162 al Pakistán Oriental más poblado (que tenía unos 20 millones de habitantes más). Mientras que los votos de Pakistán Occidental y # 8217 se dividieron entre diferentes partidos, una abrumadora mayoría de votos en Pakistán Oriental fue para la Liga Awami dirigida por Sheikh Mujibur Rahman, quien hizo campaña en una plataforma de autonomía bengalí.

Conmocionado por los resultados y lo que significaban para la estabilidad del país, Yahya Khan retrasó la convocatoria de la primera reunión de la asamblea e instituyó la ley marcial. Estallaron disturbios y huelgas en todo Pakistán Oriental, y Mujibur anunció el inicio de un movimiento de desobediencia civil frente a una multitud de 50.000 personas el 7 de marzo de 1971. Un último esfuerzo desesperado para evitar la guerra ocurrió en Dhaka, la capital de Pakistán Oriental, a partir de marzo 16 a 24. Mujibur y Khan se reunieron, discutieron los temas y aparentemente llegaron a un acuerdo, pero en la noche del 25 de marzo, Mujibur fue arrestado y 60-80.000 soldados de Pakistán Occidental, que se habían estado infiltrando en Pakistán Oriental durante varios meses, comenzaron lo que se conocería como Operación Reflector, la masacre de civiles bengalíes por parte de soldados paquistaníes.

Las estimaciones para el número total de muertes oscilan entre 500.000 y más de 3 millones, y el número de muertos se ha politizado a lo largo de los años, dice Lisa Curtis, investigadora principal de la Heritage Foundation & # 8217s Asian Studies Center.

& # 8220 Independientemente de cuál sea el número, es evidente que se cometieron atrocidades masivas contra el pueblo bengalí & # 8221 Curtis. & # 8220 Creo que tenemos que decir que las atrocidades cometidas por el ejército de Pakistán superaron con creces lo que vimos desde el otro lado. & # 8221

La cifra de '3 millones' provino del periódico soviético Pravda, informó el periodista de investigación David Bergman en un & # 160New York Times artículo de opinión, y se ha utilizado para crear una narrativa nacional sobre Bangladesh y su formación que permite al gobierno extender su poder judicial. & # 160 & # 160

A la mitad del genocidio de nueve meses, la Agencia Central de Inteligencia de EE. UU. Dio una estimación conservadora de 200.000 bangladesíes asesinados. Hubo violencia por todos lados, con algunos enfrentamientos entre facciones bengalíes (cuyos objetivos de independencia o unidad con Pakistán Occidental diferían), pero parece claro que los soldados paquistaníes perpetraron la mayoría de los ataques brutales, muchos de ellos empuñando armas suministradas por los Estados Unidos, desde Pakistán. fue considerado un aliado estadounidense. En mayo de 1971, 1,5 millones de refugiados buscaron asilo en la India en noviembre de 1971, cifra que había aumentado a casi 10 millones. Cuando el médico australiano Geoffrey Davis fue llevado a Dhaka por las Naciones Unidas para ayudar con los abortos tardíos de mujeres violadas, al final de la guerra, creyó que la cifra estimada del número de mujeres bengalíes que fueron violadas & # 8212200,000 a 400.000 & # 8212 fue probablemente demasiado bajo.

Mientras tanto, las tensiones aumentaron gradualmente entre Pakistán e India, y ambas partes pidieron tropas de reserva para prepararse para un posible conflicto a lo largo de la frontera entre Pakistán e India. La masacre en Bangladesh llegó a un abrupto final cuando Pakistán Occidental declaró la guerra a la India a principios de diciembre. El 16 de diciembre, India obligó a Pakistán a rendirse incondicionalmente y 90.000 soldados paquistaníes se convirtieron en prisioneros de guerra. Bangladesh había logrado su independencia & # 8212, pero a un costo increíblemente alto.

El mundo en general estaba al tanto de la violencia que se estaba produciendo en Bangladesh durante la Operación Searchlight. La primera ministra india, Indira Gandhi, calificó el ataque como & # 8220genocidio & # 8221 el 31 de marzo de ese año. Blood, el cónsul general estadounidense en Dhaka, y Kenneth Keating, el embajador de Estados Unidos en India, pidieron al presidente Nixon que descontinuara su apoyo al régimen paquistaní. Ambos diplomáticos fueron ignorados y Blood fue retirado.

Eclipsando el genocidio fueron las continuas tensiones de la Guerra Fría. Nixon y su asesor de seguridad nacional, Henry Kissinger, consideraban a Pakistán como un aliado cercano en la región. Estados Unidos proporcionó armas y utilizó a Pakistán como puerta de entrada para abrir relaciones diplomáticas con China.

Para complicar aún más las cosas, la cercanía de la India con la Unión Soviética. En agosto de 1971, los dos países firmaron el & # 8220Tratado de paz, amistad y cooperación & # 8221 que parecía indicar que India renunciaría a su papel de espectador neutral en la Guerra Fría. Nixon y Kissinger estaban aterrorizados por la posibilidad de que India intensificara su relación con la U.R.S.S. y no demasiado preocupados por la acción militar de Pakistán en Bangladesh o la reacción de los estadounidenses que leyeron sobre ello.

& # 8220Biafra [otra guerra genocida en Nigeria] conmovió a algunos católicos, & # 8221 se grabó a Nixon diciendo. & # 8220Pero sabes, creo que Biafra conmovió a la gente más que Pakistán, porque Pakistán, ellos & # 8217 son sólo un montón de malditos musulmanes marrones. & # 8221

Como escribe el politólogo Gary J. Bass, & # 8220 Sobre todo, la experiencia de Bangladesh & # 8217 muestra la primacía de la seguridad internacional sobre la justicia. & # 8221

A pesar de obtener su independencia, Bangladesh ha luchado por superar su sangrienta historia. Aunque la actual primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, ha instituido un Tribunal Internacional de Crímenes de Guerra, el proceso se ha dirigido específicamente a la oposición política de Hasina, dice la Fundación Heritage y Lisa Curtis.

Además de resaltar cómo un país ha luchado para aceptar su pasado, Curtis dice que el genocidio de Bangladesh debe estudiarse más a fondo para ayudar a comprender cómo Estados Unidos lidia con las atrocidades masivas que ocurren en el extranjero.

& # 8220¿Cómo los vemos desde la perspectiva de los valores estadounidenses, pero también desde la perspectiva de los intereses nacionales? & # 8221 Curtis. & # 8220¿Y dónde se combinan esos valores e intereses nacionales para merecer una respuesta más contundente? & # 8221

La respuesta a esa pregunta, a menudo parece, solo es clara en retrospectiva, cuando no se pueden tomar más medidas. & # 160

Nota del editor, 22 de diciembre de 2016: Este artículo originalmente indicaba erróneamente la fecha de la manifestación del jeque Mujibur Rahman que pedía la desobediencia civil. Era el 7 de marzo de 1971, no el 4 de marzo. Se ha corregido el error. & # 160


  • Las batallas fronterizas entre India y Pakistán estallan en una guerra a gran escala cuando India invade Pakistán Oriental (ahora Bangladesh) en apoyo al movimiento de independencia.

La misión Apolo 14 de la NASA a la Luna se lanzó el 31 de enero. Esta fue la tercera misión tripulada con éxito a la Luna y la tripulación estaba formada por el comandante Alan Shepard, Stuart Roosa (piloto del módulo de mando) y Edgar Mitchell (piloto del módulo lunar). Hubo algunos problemas al acoplar los módulos, que se solucionaron después de varios intentos. Una vez que llegaron a la Luna, Shepard se convirtió en la quinta persona en caminar sobre la Luna y la primera en intentar jugar al golf en la superficie después de que colocó la cabeza de un palo de golf en una herramienta lunar e intentó algunos golpes. La tripulación regresó con seguridad a la Tierra el 9 de febrero después de nueve días y trajo más de 90 libras de rocas lunares y muestras para ser examinadas.


Cincuenta años del ciclón que desencadenó una guerra civil y creó Bangladesh

Fue el intento poco entusiasta del gobierno central de Pakistán de socorro y rehabilitación en lo que entonces era Pakistán Oriental lo que fortaleció el esfuerzo de liberación en Bangladesh.

El ciclón de Bhola sobre el golfo de Bengala. Foto: Wikimedia Commons

Hook si dil mein uthi raat ke sannate mein
Aur phir dard ki lehron mein kaheen doob gai
Aasmaan jis pe fida tha voh zameen dob gayi

(& # 8216 Una especie de dolor se elevó en el silencio de la noche
Y luego se hundió en algún lugar entre las olas del dolor
La tierra a la que se dedicó el cielo se hundió, para nunca volver a levantarse & # 8217)

De Sailaab Ke Baad (& # 8216Después del diluvio & # 8217) por Ghulam Muhammad Qasir

El ciclón de Bhola de 1970 fue un devastador ciclón tropical que azotó el entonces Pakistán Oriental y el actual Bangladesh, junto con India y Bengala Occidental, el 11 de noviembre de 1970, hace 50 años en la actualidad.

Sigue siendo el ciclón tropical y los desastres naturales más mortíferos jamás registrados. Al menos 500.000 personas perdieron la vida, principalmente debido a la marejada ciclónica que inundó gran parte de las islas bajas del delta del Ganges. Esta fue la sexta tormenta ciclónica de la temporada de ciclones del Océano Índico Norte de 1970, y también la temporada más fuerte.

El ciclón se formó sobre el centro de la Bahía de Bengala el 8 de noviembre y viajó hacia el norte, intensificándose a medida que avanzaba. Alcanzó su punto máximo con vientos de 185 km por hora el 10 de noviembre y tocó tierra en la costa de lo que hoy es Bangladesh en la tarde siguiente.

Muchas islas cercanas a la costa quedaron devastadas. Las aldeas fueron arrasadas y las cosechas destruidas. En los más gravemente afectados upazila, Tazumuddin, más del 45% de la población de 1,67,000 murió.

El gobierno paquistaní, encabezado por el líder de la junta, el general Yahya Khan, fue criticado por su demora en el manejo de las operaciones de socorro luego de la tormenta, tanto por los líderes políticos locales en el este de Pakistán como por los medios internacionales. Durante las elecciones que tuvieron lugar un mes después, la oposición Awami League obtuvo una victoria aplastante en la provincia, y los continuos disturbios entre Pakistán Oriental y el gobierno de Pakistán central desencadenaron la Guerra de Liberación de Bangladesh, que condujo a atrocidades generalizadas y finalmente concluyó con la creación. del país de Bangladesh.

El alcance de la destrucción del ciclón # 8217s fue incomparable. Los barrios bajos de Noakhali estaban desolados por millas, los cadáveres yacían sin enterrar y sin cubrir por todas partes. Los que sobrevivieron a esta tragedia estaban peor que muertos, muchos murieron de hambre.

Humanos y calamidades naturales

La historia de la lucha humana contra las calamidades naturales se remonta a mucho tiempo. Sin embargo, el progreso de la ciencia y la tecnología ha hecho posible lo imposible, se han revelado los misterios de los siete cielos y estamos más preparados que nunca para hacer frente a las calamidades naturales. Por tanto, la cuestión de qué había hecho el gobierno para proteger las zonas costeras vulnerables del este de Pakistán era legítima.

La pista del ciclón de Bhola de 1970. Foto: Wikimedia Commons.

Pakistan Press International (PPI) había informado en ese momento que debido a la repentina terminación del método tradicional de anuncio de peligro por parte del Departamento Meteorológico a través de Radio Pakistán, la población de las zonas costeras y las islas costeras no tenía idea de la gravedad del peligro.

El líder del Partido Nacional Awami, Maulana Abdul Hamid Bhashani, había dicho que esto por sí solo era un indicio suficiente de que el gobierno no tomó las medidas necesarias para salvar a la gente del ciclón.

Cualquier esperanza que tuviera la gente de que Pakistán despertara ante el daño causado e intentara rectificarlo se anuló cuando resultó que los poderes fácticos estaban felices de limitar sus esfuerzos a las actividades de socorro. ¿El objetivo era simplemente contar los cadáveres y no salvar vidas humanas? Era la pregunta sobre el terreno.

No era imposible beneficiarse de las medidas de prevención de estas calamidades que se habían adoptado en otros países, especialmente en China, dado que el país siempre había sido un vecino amigo.

El general Yahya Khan dio a la nación la noticia en rueda de prensa de que el gobierno central había aprobado un plan ampliado para la construcción a largo plazo de las áreas afectadas por el ciclón y para el asentamiento permanente de sus habitantes. Se gastarían 86 millones de rupias en este proyecto, dijo. También reveló que el proyecto había sido presentado ante el Banco Mundial, que había hecho una promesa definitiva de ayuda. El general Khan también dijo que estaba pensando muy seriamente por qué no debería entregar este proyecto al ejército, que & # 8220 llevaría a cabo esta tarea con honestidad y diligencia & # 8221.

El general Yahya Khan con el presidente estadounidense Richard Nixon. Foto: por Oliver F. Atkins, dominio público

Sobre las acusaciones de negligencia, el general Khan dijo: & # 8220 Acepto las objeciones. La gente tiene derecho a oponerse. & # 8221 Pero también dijo que estaba mal sacar & # 8220 beneficio político & # 8221 de esta tragedia.

Los detalles del proyecto de reconstrucción de las áreas afectadas se mantuvieron en secreto. Funcionarios del gobierno lo manejaron y no hubo intervención de representantes de Pakistán Oriental o de las áreas afectadas en la preparación de este plan.

En cuanto a la competencia y obediencia de estos funcionarios gubernamentales, el propio presidente no pareció estar satisfecho con ello, de lo contrario no habría dicho que estaba pensando seriamente en entregar este trabajo al ejército.

¿No fue posible consultar a líderes políticos, trabajadores sociales, médicos, ingenieros y profesores de Pakistán Oriental? Estas personas estaban mucho más informadas de las condiciones locales que los funcionarios del gobierno. Quizás los gastos también se podrían haber reducido.

En lo que respecta a la entrega de este trabajo al ejército, ningún patriota paquistaní podría haber negado que el ejército pakistaní había logrado grandes cosas en el pasado, pero también era cierto que la reconstrucción y el asentamiento de las áreas afectadas era una tarea tan enorme que un grupo solo no pudo completarlo. Para ello, se necesitaba la cooperación práctica de toda la nación.

Si la memoria no funciona correctamente, también solía haber una Comisión de Inundaciones en Pakistán en esos días. Los miembros de esta Comisión también habían visitado China y muchos otros países, donde se habían superado estas calamidades. Sus informes también deben haber llegado a los ojos de las autoridades. Ahora bien, es absurdo preguntarse por qué no se actuó sobre esos informes en ese momento, pero si contenían algunas recomendaciones para la cooperación pública, hubiera sido conveniente reflexionar sobre ellas. Después de todo, fue con la cooperación pública que China pudo reorientar sus ríos errantes y hacer frente a las inundaciones.

Una inundación de 1931 en China & # 8217s Hankow.

El abismo de sospecha y desconfianza entre la burocracia y las personas afectadas por su acción se hizo más amplio con el tiempo. Ningún proyecto fue exitoso o satisfactorio, ni podría esperar que lo fuera, sin la cooperación de la gente.

El presidente Yahya Khan solía decir en esos días que no tenía hambre de poder político, sino que quería transferir la ley y el orden del país a representantes elegidos por el pueblo. En esta situación, efectivamente era necesario consultar a los auténticos representantes de las personas más afectadas.

En ese momento muchas personas - y no solo los izquierdistas - habían propuesto que se hiciera un comité mixto empoderado de líderes políticos, trabajadores sociales, ingenieros, docentes, médicos, estudiantes, periodistas y líderes obreros y campesinos de varias escuelas de pensamiento.

Este comité también incluiría representantes del ejército y el gobierno. Si el gobierno hubiera querido que este proyecto tuviera éxito, habría compuesto un comité conjunto de este tipo a nivel nacional. En cambio, lo que resultó fue un intento distorsionado de ayuda y rehabilitación, sumido en la corrupción.

También es difícil estar en desacuerdo con lo que el presidente había dicho entonces, sobre el hecho de que las destrucciones en Pakistán Oriental no deberían usarse como & # 8220 fútbol político & # 8221. Pero a este respecto uno se ve obligado a reflexionar en retrospectiva sobre las noticias. de actividades poco conocidas de algunas potencias extranjeras. Estos se publicaron en los periódicos de aquellos días y crearon gran aprensión.

Además de los compromisos del entonces embajador de Estados Unidos en Pakistán, los líderes políticos de Pakistán Oriental también objetaron la presencia de fuerzas británicas. El periódico de Dhaka Azad reveló en ese momento que el gobierno estadounidense estaba dispuesto a brindar ayuda para el control de inundaciones y ciclones y otros proyectos de desarrollo, pero deseaba establecer una base naval en Chittagong en su lugar.

El sentimiento en Pakistán en ese momento con respecto al imperialismo estadounidense era que cada partícula de la tierra de Pakistán era sagrada y que el pueblo paquistaní moriría de hambre pero no vendería su libertad y seguridad a Estados Unidos a ningún precio.

Sin embargo, todo esto fracasó cuando la Liga Awami, encabezada por el jeque Mujibur Rahman, obtuvo una victoria aplastante en las elecciones nacionales del 7 de diciembre de 1970, en gran parte debido a la insatisfacción por los esfuerzos de ayuda del gobierno nacional. Las elecciones para nueve escaños de la asamblea nacional y dieciocho asambleas provinciales tuvieron que posponerse hasta el 18 de enero de 1971 como resultado de la tormenta.

El manejo de los esfuerzos de ayuda por parte del gobierno ayudó a exacerbar la amargura que se sentía en el entonces Pakistán Oriental, aumentando el movimiento de resistencia allí. Los fondos se filtraron muy lentamente y el transporte tardó en llevar suministros a las regiones devastadas. A medida que aumentaban las tensiones, en marzo de 1971, el personal extranjero fue evacuado por temor a la violencia.

La situación se convirtió en la Guerra de Liberación de Bangladesh, se amplió a la Guerra Indo-Pakistaní de 1971 en diciembre y concluyó con la creación de Bangladesh. Un evento natural había contribuido a desencadenar una guerra civil.

Mientras tanto, quedó en manos de Ghulam Muhammad Qasir, el poeta pastún urdu de 29 años de un remanso de sueño de Dera Ismail Khan para escribir un canto fúnebre por las desventuradas víctimas de Diluvio de Noé.

Maut voh Nooh ka toofaan hai ke jis ke aage
Zeest kohsaar ki choti ke sivaa kuch bhi nahi
Khamushi goonje toa phir saut-o-sadaa kuch bhi nahi
Zeest ki jins-e-garaan maut ki tehveel mein hai
Lashkar-e-umar-e-ravaan rahguzar-e-Neel mein hai

(& # 8216La muerte es el diluvio de Noé antes del cual
La vida no es más que la cima de una montaña
Si el silencio resuena, nada son el sonido y el chillido
El costoso artículo de la vida está bajo la custodia de la muerte
Dentro del camino del Nilo se encuentra el ejército de la vida que pasa & # 8217)


Día de la independencia de Bangladesh 16 de diciembre

El 16 de diciembre es el día de la independencia de Bangladesh. Luchamos por la liberación económica en 19

Día de la independencia de Bangladesh 16 de diciembre

71. Nuestra libertad será capaz de levantar la cabeza en el mundo financieramente. El Día de la Victoria nos recuerda la historia de nuestro movimiento independentista. El movimiento de autonomía basado en programas de seis puntos fue muy dinámico y el apoyo público desde el principio: el corazón bengalí de seis puntos se formó de tal manera que una nación, un país, un líder es un movimiento. En el Día de la Victoria de hoy, esta historia nos recuerda que la democracia limita la línea. ¡Podríamos haberle dado el estatus a la práctica de la democracia! ¿Ha aumentado la condición de nuestro país en el país? No consiguió.

Contamos con un departamento judicial independiente. El gobierno le ha dado al poder judicial la oportunidad de trabajar de forma independiente. Ahora la necesidad del banco es establecer la elegibilidad y la transparencia. Falta de juicio para salir. El tribunal tendrá que presentarse para demostrar que el imperio de la ley es igualmente aceptable para todos.


CRONOLOGÍA DE LA GUERRA FRÍA: PAKISTÁN

Dada la muerte de Osama bin Laden en Abbottabad, Pakistán, ayer, es seguro decir que Pakistán estará en los titulares en los próximos días. Una línea de tiempo de la Guerra Fría nos da una imagen rápida de la relación de Pakistán & # 8217 & # 8212 a menudo tormentosa & # 8212 con los EE. UU.

1945: PAKISTÁN fue una idea, no un estado. La idea original de un estado paquistaní giraba en torno a la creación de una patria para los musulmanes indios donde no serían dominados por la mayoría hindú en una democracia de “un hombre, un voto”. La suposición era que si Pakistán se convirtiera en un estado, tanto Pakistán como India seguirían dependiendo de Gran Bretaña.

1947: Jinnah, la figura principal del movimiento de Pakistán, y Mohammed Iqbal, un poeta y filósofo cuyas ideas sustentaron el movimiento de Pakistán, argumentaron que la naturaleza islámica de un nuevo Pakistán mejoraría la defensa del subcontinente del sur de Asia.

1947Pakistán se convirtió en miembro de la Commonwealth of Nations británica y, por tanto, en aliado de Estados Unidos durante la Guerra Fría.

1954: Pakistán e Irak firmaron acuerdos de cooperación mutua con Turquía (un miembro de la OTAN).

1954: Pakistán firmó un Acuerdo de Defensa Mutua con Estados Unidos.

1955: Gran Bretaña e Irán firmaron acuerdos de seguridad y se formó la "Organización de Defensa de Oriente Medio", conocida popularmente como el "Pacto de Bagdad". Fue modelado libremente en la OTAN. Estados Unidos nunca se convirtió en miembro de pleno derecho. (El Pacto de Bagdad más tarde se conoció como CENTO).

1955 (febrero): Pakistán se convirtió en miembro de la Organización del Tratado del Sudeste Asiático (SEATO), también llamado Pacto de Manila. Como CENTO, fue diseñado para ser una OTAN regional que bloquearía los avances comunistas en el sudeste asiático.

1958: El nombre del Pacto de Bagdad se cambió formalmente a Organización del Tratado Central (CENTO) después de que la monarquía iraquí fuera derrocada. CENTO tenía poca estructura formal, pero le daría a Estados Unidos y Gran Bretaña acceso a instalaciones en Pakistán, como una base aérea en las afueras de Peshawar, desde la cual se lanzaron vuelos de inteligencia U-2 sobre la Unión Soviética.

1965: Guerra Indo-Pakistaní. Estados Unidos suspendió los envíos de armas a Pakistán que el país había recibido a cambio de su membresía en SEATO y CENTO. Estados Unidos también suspendió los envíos de armas a India. El embargo permaneció en vigor durante la Guerra Indo-Pakistaní de 1971 y no se levantó hasta 1975.

1971 (julio): Pakistán facilitó una visita secreta del asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Henry Kissinger, a Beijing. Esta visita condujo a una alineación de facto entre Estados Unidos y China dirigida contra la Unión Soviética. Pakistán se atribuyó todo el mérito por hacer posible este avance. Algunos dicen que esto marcó el comienzo del fin de la Guerra Fría porque ahora se consideraba que el movimiento comunista tenía una grieta. A partir de ahora, Estados Unidos hizo una distinción entre las principales potencias comunistas que eran amigas (China) y las que eran antagónicas (la Unión Soviética).

1971: Pakistán descendió a la guerra civil después de que Pakistán Oriental exigiera autonomía y, más tarde, independencia. India invadió Pakistán Oriental en apoyo de su pueblo después de que millones de civiles huyeran a India. A finales de 1971, Pakistán se dividió y Bangladesh se creó a partir de Pakistán Oriental. El movimiento de Bangladesh recibió un amplio apoyo público en los Estados Unidos, al igual que la intervención militar de la India. Pero el gobierno de Estados Unidos apoyó a Pakistán, valorando la alianza por encima de las violaciones de derechos humanos por parte del ejército paquistaní y las buenas relaciones con India.

1971: Después de la guerra, Zulfikar Ali Bhutto se convierte en presidente de Pakistán. Creía que Pakistán había sido engañado y traicionado por Estados Unidos y se embarcó en una política que aprendería la dependencia de Pakistán de Estados Unidos.

  • Se movió para reforzar la identidad islámica de Pakistán, creando nuevos y fuertes lazos con Arabia Saudita, Irán y otros estados islámicos.
  • Pakistán se convirtió en un miembro clave de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), un grupo fundado en 1969.
  • Hizo hincapié en las credenciales de Pakistán no alineado y "en desarrollo". Llamó a su nueva política "bilateralismo", que implica neutralidad en la Guerra Fría.
  • Retiró a Pakistán de la SEATO y los vínculos militares con Occidente disminuyeron.
  • Cuando CENTO se disolvió tras la caída del Sha de Irán a principios de 1979, Pakistán se convirtió en miembro de la no alineado movimiento.

1974: India llevó a cabo una "explosión nuclear pacífica" o una prueba de armas. Pakistán cambió su política anterior e inició un programa secreto de armas nucleares en respuesta.

1970 (finales): Los problemas nucleares se convirtieron en el punto de fricción de las relaciones de Pakistán con sus antiguos aliados occidentales, especialmente Estados Unidos. Las alianzas de la Guerra Fría se extinguieron formalmente.

1977 (junio): SEATO se disolvió.

1979: CENTO se disuelve después de la revolución iraní. Nunca había sido una organización militarmente eficaz.

[SEATO como CENTO tenía miembros regionales y no regionales. Francia, Estados Unidos y Gran Bretaña eran miembros, al igual que Nueva Zelanda y Australia. Los estados regionales incluyeron Tailandia, Filipinas y Pakistán. La SEATO nunca estuvo involucrada formalmente en la Guerra de Vietnam, en parte debido a la objeción de Pakistán.]

1979 (diciembre): Los soviéticos invadieron Afganistán. Esto revivió la estrecha relación entre Pakistán y Estados Unidos.

Década de 1980 (principios): Los estrategas de Pakistán concluyeron que con una bomba podrían provocar y sondear a India sin temor a convertirse en un conflicto nuclear o una guerra a gran escala.

1981: Ronald Reagan se ofreció a proporcionar $ 3.2 mil millones a Pakistán durante un período de 6 años, que se dividirán a partes iguales entre ayuda económica y militar.

1985: El Congreso de los Estados Unidos aprobó la Enmienda Pressler que requería que el presidente certificara al Congreso anualmente que Pakistán no poseía un arma nuclear. De lo contrario, se cortaría la asistencia a Pakistán. Durante varios años, el presidente Reagan y el presidente H.W. Bush proporcionó la certificación requerida para una exención.

1986: Estados Unidos anunció un segundo paquete de asistencia de más de $ 4 mil millones. El 57% de esta cantidad se destinó a ayudas económicas.

1989: Estados Unidos puso fin a la asistencia a Pakistán. Con la retirada de los soviéticos de Afganistán y el fin de la Guerra Fría, Estados Unidos descubrió que ya no puede certificar la ausencia de armas nucleares.

1989-2001: El programa nuclear de Pakistán sigue siendo el tema central de sus relaciones con Estados Unidos.

2001: Los ataques del 11 de septiembre llevaron a un resurgimiento de la alianza entre Estados Unidos y Pakistán. La administración de George W. Bush elimina muy rápidamente muchas sanciones contra Pakistán. Washington declara que Pakistán es un "importante aliado no perteneciente a la OTAN", lo que le da derecho a comprar cierto equipo militar a precios reducidos. Pakistán sirve como base de apoyo para la guerra de Estados Unidos contra Afganistán y como socio en la búsqueda de al-Queda y los líderes talibanes. A cambio, se inicia un programa masivo de asistencia militar y económica para Pakistán.

2008: El Congreso de Estados Unidos acusa a Pakistán de no hacer todo lo posible en la lucha contra el extremismo radical en Afganistán y en el propio Pakistán.

2011 (1 de mayo): Osama bin Laden, la fuerza detrás de los ataques contra el World Trade Center de Nueva York en septiembre de 2001, es asesinado en Abbotabad, Pakistán, por los SEALS de la Marina de los Estados Unidos.

Si disfrutó de este artículo sobre Pakistán durante la Guerra Fría, es posible que desee ver algunas publicaciones relacionadas. Simplemente haga clic en los enlaces a continuación.


Post-partición y conflicto por Cachemira

La muerte de Muhammed Ali Jinnah en 1948, el conflicto con la India por el estado principesco de Cachemira (que ambos países reclamaron en la independencia), así como las diferencias étnicas y religiosas dentro del propio Pakistán, se combinaron para obstaculizar los primeros intentos de llegar a un acuerdo sobre una constitución. y una administración civil que funcione eficazmente.

Este fracaso allanó el camino para una toma militar del gobierno en 1958 y más tarde, una guerra civil en 1971. Esto vio la división del país y la creación del estado separado de Bangladesh. Desde entonces, el gobierno militar ha estado a menudo a la orden del día en ambos países.

India ha mantenido una cohesión notable desde la independencia, especialmente considerando que es casi del tamaño de Europa.

En la independencia, en India y Pakistán, los disturbios civiles y la discordia étnica y religiosa amenazaron la estabilidad del nuevo país. Sin embargo, el asesinato de Mahatma Gandhi el 30 de enero de 1948 por un fanático hindú fortaleció la posición de los secularistas dentro del gobierno.

Los políticos indios ratificaron una constitución, que condujo a las primeras elecciones democráticas en 1951. Esto convirtió a la India en la democracia más grande del mundo y una autoridad gubernamental consolidada en todo el subcontinente.

Sin embargo, han persistido grandes tensiones entre las comunidades musulmanas y sij, que fueron las que más sufrieron por la violencia y la pérdida de tierras como resultado de la partición. Estas tensiones estallaron más gravemente en la década de 1980 en una violenta campaña para la creación de un estado sij separado que finalmente condujo al asesinato de Indira Gandhi.

También se ha producido una renovada victimización de los musulmanes, en particular con la destrucción del santuario musulmán de Ayodhya en 1992 y los disturbios antimusulmanes en Gujarat en 2004. Sin embargo, con excepciones tan notables, la India ha mantenido un notable nivel de cohesión desde la independencia, especialmente si se considera que es un país casi del tamaño de Europa.

Tanto para India como para Pakistán, el conflicto más singular sin resolver desde la partición ha afectado al antiguo Estado principesco de Cachemira, cuyo destino quedó indeterminado en el momento en que la izquierda británica. Yaciendo como lo hizo en la frontera, Cachemira fue reclamada por ambos países, que han estado en guerra por esta región en numerosas ocasiones.

El conflicto ha desperdiciado miles de vidas y millones de dólares, pero está más cerca de una solución ahora que en cualquier otro momento desde la independencia. Si se logra, finalmente podría hacer realidad los sueños de Mohammed Ali Jinnah y Mahatma Gandhi y, una vez más, establecer un ejemplo para que las sociedades poscoloniales de otras partes de África, Asia y Oriente Medio lo imiten y sigan.


Revista Herald

Una visita a Dhaka puede ser una experiencia abrumadora, no solo por el tráfico, la contaminación, la congestión o la humedad, sino también por su historia. Como paquistaní, sentía remordimiento, culpa y vergüenza cada vez que caminaba por los pasillos de la Universidad de Dhaka. Los nombres de los estudiantes, intelectuales y maestros, que murieron como resultado de las acciones militares paquistaníes entre marzo y diciembre de 1971, se muestran de manera prominente. Varios otros sitios históricos también se encuentran en el campus o cerca.

Shaheed Minar, el monumento a los que perdieron la vida en los disturbios lingüísticos del 21 de febrero de 1952, recordado en Bangladesh como Ekushey y celebrado por las Naciones Unidas como el Día Mundial de la Lengua Materna, y la Academia Bangla, establecida a raíz del surgimiento del Movimiento de la Lengua Bengalí en la década de 1950, forman parte del campus universitario. Frente a Bangla Academy está el famoso hipódromo de Ramna (ahora llamado Suhrawardy Udyan) donde el jeque Mujibur Rahman pronunció su famoso discurso el 7 de marzo de 1971, que terminó con estas siniestras palabras: “La lucha esta vez es por nuestra libertad. La lucha esta vez es por nuestra independencia ”. La ceremonia de rendición del ejército paquistaní también tuvo lugar aquí el 16 de diciembre de 1971.

Junto a Suhrawardy Udyan hay otro edificio que se ha vuelto en gran parte irrelevante para la mayoría de los bangladesíes.Generalmente conocido como el Mausoleo de los Tres Líderes, esta estructura de varios arcos construida en la década de 1960 es el lugar de descanso de tres políticos bengalíes: Huseyn Shaheed Suhrawardy (1892-1963), AK Fazlul Haq (1873-1962) y Khawaja Nazimuddin ( 1894-1964). Suhrawardy y Nazimuddin se desempeñaron como primeros ministros de Pakistán en la década de 1950 y Haq fue uno de los impulsores de la Resolución de Lahore de marzo de 1940, más tarde rebautizada como Resolución de Pakistán. La falta de interés en este mausoleo refleja la apatía generalizada entre los bangladesíes hacia la historia anterior a 1971.

Desde 1971, todo lo que honra a las figuras fundadoras de Pakistán ha sido renombrado o eliminado. Tampoco a Jinnah se le ha otorgado ningún respeto porque había declarado el urdu como el idioma oficial de Pakistán mientras se dirigía a una reunión en Dhaka en 1948. Después de 1971, Jinnah College se convirtió en Titumir College y Jinnah Avenue se convirtió en Bangabandhu Avenue (Bangabandhu lo que significa "un amigo de Bengala" fue un título otorgado al jeque Mujibur Rahman en 1969 después de que fue liberado de la prisión, luego de su arresto y juicio por lo que se conoce como el caso de conspiración de Agartala). La vasta área que ahora alberga varios edificios gubernamentales, incluido el parlamento nacional, se desarrolló durante la década de 1960 y originalmente se llamó Ayub Nagar en honor a Ayub Khan. Ahora se llama Sher-e-Banglanagar en honor a Haq.

Estos cambios son sintomáticos de una narrativa histórica selectiva que deja de lado muchos desarrollos que tuvieron lugar entre 1947 y 1971, pero no ayudan a explicar cómo y por qué la necesidad de convertir Pakistán Oriental en un estado independiente se volvió urgente e inevitable. Estos cambios incluyen la mayor parte de la carrera política de Sheikh Mujibur Rahman durante ese período. Como Suhrawardy y Haq - y, de hecho, muchos otros políticos prominentes en Pakistán Oriental - no siempre fue el nacionalista separatista que se proyecta que será tanto en Pakistán como en Bangladesh. Durante la década de 1960, su Liga Awami fue un participante activo en la política principal de Pakistán como parte de la alianza de oposición contra Ayub Khan. También había trabajado como teniente político de Suhrawardy en la primera década y media del Pakistán unido y fue un participante destacado en la campaña presidencial de Fatima Jinnah en 1965. Incluso su famosa carta de demandas de seis puntos se presentó por primera vez en Lahore en 1966 en una reunión organizada por los partidos de oposición.

Se puede argumentar que Sheikh Mujibur Rahman ocupó el centro del escenario en la política de Pakistán Oriental solo a mediados de la década de 1960, cuando las tres figuras destacadas de la política de la región, Suhrawardy, Haq y Nazimuddin, murieron en rápida sucesión, dejando un enorme vacío político. Parecía ser consciente de que, por sí solo, le resultaría difícil llenar ese vacío y, por lo tanto, solicitó al juez (retd) Muhammad Ibrahim que asumiera las riendas de la Liga Awami. Ibrahim se retiró como juez del tribunal superior de Dhaka en la década de 1950 y luego se desempeñó como ministro de derecho bajo Ayub Khan de 1958 a 1962. Hizo varias anotaciones en su diario, que escribió entre 1960 y 1966, sobre las repetidas ofertas del jeque Mujibur Rahman. a él para dirigir su partido.

Había al menos 3.000 efectivos entrenados de las tres fuerzas que cambiaron de lealtad y se unieron a las filas rebeldes. La mayoría de los renegados de las fuerzas de seguridad huyeron a la India, donde se unieron al Mukti Bahini.

Aunque se había unido al gobierno militar de Ayub Khan, Ibrahim era un nacionalista bengalí acérrimo. Ayub Khan lo detestaba inmensamente y lo pasó por alto por completo mientras redactaba la Constitución de 1962. Ibrahim no solo expresó con frecuencia sus preocupaciones en las reuniones del gabinete sobre las injusticias infligidas al este de Pakistán, sino que también sugirió soluciones. Uno de estos remedios se parecía mucho a una exigencia que hizo más tarde el jeque Mujibur Rahman en sus seis puntos: crear monedas separadas para Pakistán Occidental y Pakistán Oriental. La idea, también conocida como la “tesis de las dos economías”, surgió por primera vez cuando los economistas paquistaníes se reunieron en Dhaka para discutir el primer plan quinquenal. Según lo registrado por la académica bangladesí Rounaq Jahan en su libro de 1972 Pakistán: fracaso en la integración nacional, Los economistas bengalíes estaban al tanto de las raíces históricas del subdesarrollo en el este de Pakistán y no culparon por completo al gobierno central por la pobreza y el atraso de su región. Simplemente exigieron que se le diera a Pakistán Oriental un trato preferencial en el desarrollo social y económico, tratándolo como una unidad económica especial distinta de Pakistán Occidental. Su demanda, sin embargo, cayó en oídos sordos.

Ibrahim culpó a la burocracia punjabí de esta indiferencia y predijo la desintegración de Pakistán debido a la intransigencia y codicia de los burócratas punjabí. "Los punjabis quieren gobernar Pakistán y creen que tienen derecho a hacerlo", escribió en su diario. También recordó haberle dicho a un amigo en 1947 que "los punjabis son los Jhopar Kural (un hacha que se usa para talar un grupo de bambúes) ”. Lo que quiso decir fue que los punjabis cortarían las raíces del país recién creado.

En una conferencia que pronuncié en la Universidad de Dhaka, hice una referencia de pasada a Chaudhry Rahmat Ali. Por la respuesta de la audiencia, pude deducir que no lo conocían. Cuando les pregunté a los estudiantes si sabían de él, todos dijeron que no. Esto dice mucho sobre el curso que ha tomado el estudio de la historia en Bangladesh desde 1971: la mayoría de los acontecimientos políticos anteriores a 1947 no se consideran relevantes. Esto explica por qué los gustos de Ali no ocupan un lugar destacado en la narrativa histórica de Bangladesh, a pesar de que los nacionalistas bangladesíes podrían haber utilizado su historia para fortalecer su pretensión de ser una nación independiente. Después de todo, la palabra "Pakistán" tal como la acuñó no tenía ninguna referencia a Bengala. De manera similar, debido a una falta general de interés en el Movimiento de Pakistán en Bangladesh, los historiadores de Bangladesh apenas notaron que la Resolución de Lahore exigía múltiples “estados”, en lugar de un solo país, para los musulmanes de la India.

La narrativa histórica oficial y popular de Bangladesh se niega a tener una visión a largo plazo de la formación de la identidad bengalí durante el período colonial, en general, y la contribución que hizo en ella el Movimiento de Pakistán en la década de 1940, en particular. Esto ha creado confusión en Bangladesh sobre si la gente del país es bengalí o bengalí. Los paquistaníes también tienen un conocimiento deficiente de la historia de Bangladesh. Simplemente ven al país como producto de una conspiración india. El alcance total de la formación de la identidad bengalí en el período colonial británico y los desarrollos que tuvieron lugar después de 1947, que dieron como resultado la alienación de Pakistán Oriental, se pierden para ellos. Esto se debe a que es difícil obtener libros sobre la historia y la política de Bangladesh en Pakistán. Los editores en Pakistán han mostrado mayor interés en reimprimir y traducir libros que apoyan la versión de Pakistán de la guerra de 1971 en lugar de aquellos que analizan los fatídicos eventos de ese año en su contexto histórico completo.

Para tener una imagen más completa, es esencial repasar obras como la de Sufia Ahmed Comunidad musulmana en Bengala, 1884-1912 y de Rafiuddin Ahmed Los musulmanes de Bengala, 1871-1906. Estos escritores han rastreado la historia de varios desarrollos durante finales del siglo XIX, cuando una identidad musulmana distinta estaba tomando forma en Bengala. Dos de los mejores libros que se han publicado en los últimos años sobre este tema son el de Neilesh Bose Reestructurando la región: lengua, cultura e islam en la Bengala colonial y Taj ul-Islam Hashmi's Utopía campesina: la comunalización de la política de clases en Bengala Oriental, 1920-1947. Bose ha podido aprovechar trabajos anteriores y también explorar un extenso material nuevo de archivos políticos y producciones culturales para encontrar el vínculo entre la identidad musulmana bengalí y la popularidad de la idea de Pakistán en Bengala. En el interior rural de Bengala Oriental, que estaba subdesarrollado y rechazado por la élite hindú bengalí dominada por Calcuta, Pakistán era una tierra utópica para los campesinos bengalíes.

Pero la euforia en torno al Movimiento de Pakistán se disipó tan rápido como había surgido. La frustración y la decepción con Pakistán se desarrollaron casi inmediatamente después de 1947, como lo documenta Ahmed Kamal en su libro. Estado contra la nación: declive de la liga musulmana en el Bangladesh anterior a la independencia. El libro de Kamal sugiere que las elecciones a la asamblea provincial celebradas en Pakistán Oriental en 1954 sellaron en gran medida el destino de Pakistán, mucho antes de las elecciones generales de 1970, a las que generalmente se les atribuye o culpan por la creación de Bangladesh. La Liga Musulmana sufrió una paliza masiva en esas encuestas y solo pudo ganar menos de una docena de escaños en una asamblea de 309 escaños. El Jugto Front o el Frente Unido, que comprende casi todos los partidos en Pakistán Oriental, excepto la Liga Musulmana, ganó la friolera de 223 escaños. Sin embargo, el gobierno central destituyó al gobierno provincial del Frente Unido solo unas semanas después de su llegada al poder. El gobierno central también intentó crear fisuras en las filas del Frente Unido para reducir su mayoría en la asamblea provincial.

Los libros sobre la historia y la política de Bangladesh son difíciles de conseguir en Pakistán. Los editores han mostrado mayormente interés en reimprimir y traducir libros que apoyan la versión de Pakistán de la guerra de 1971.

Una narrativa histórica que cubra todos estos temas complejos traerá una comprensión matizada de la creación de Bangladesh. No hay duda de que 1971 seguirá siendo siempre el momento más importante en lo que respecta a la historia de Bangladesh, pero, por sí solo, nunca podrá explicar los orígenes de la identidad musulmana bengalí en la región. Fue la evolución de esta identidad lo que llevó a los musulmanes de Bengala Oriental a exigir y tener una patria para sí mismos, separada de la Bengala Occidental dominada por los hindúes, inicialmente como parte de un Pakistán unido y, desde 1971, como un estado independiente de los suyos.

Como todos los demás estados nacionales, Bangladesh ha estado luchando por construir e imponer una narrativa histórica nacional única. Pero incluso en un estado como Bangladesh, donde las variaciones étnicas y lingüísticas son pocas, si es que hay alguna, el proceso de formación de la identidad sigue siendo controvertido. Esto explica por qué, en un estado creado sobre la base de la autonomía regional y los derechos culturales y lingüísticos, las tribus que vivían en Chittagong Hill Tracts objetaron la constitución adoptada en 1972 que llamaba bengalíes a los ciudadanos del país. Según lo citado por el académico Jahan en un volumen editado, Bangladesh: promesa y desempeño, Manabendranath Larma, que representa a la gente de Chittagong Hill Tracts, sugirió en cambio que los ciudadanos del nuevo estado se llamen bangladesíes.

Pero esta sugerencia solo abordó el problema a medias. Si bien ser bangladesí, en lugar de ser bengalí solo, permitía que los ciudadanos no bengalíes se sintieran incluidos en el redil nacional, llevó a una diferenciación entre bengalíes bengalíes, que eran en su mayoría musulmanes, y bengalíes indios, que eran en su mayoría hindúes, creando así un división religiosa de facto entre los dos. Esta diferenciación contradecía la constitución de Bangladesh que, en su versión original, había declarado el nacionalismo, la democracia, el socialismo y el laicismo como principios rectores. La constitución ha sido reescrita repetidamente desde entonces y el secularismo ha sido reemplazado por “verdad absoluta y fe en Alá Todopoderoso”. Sin embargo, la búsqueda de Bangladesh de una identidad única que enfatice sus orígenes bengalíes sin comprometer su soberanía política continúa.

Una manifestación interesante de esta búsqueda es el uso de palabras en urdu en Bangladesh. Durante la campaña electoral de 1970, el jeque Mujibur Rahman solía aumentar la "Joy Bangla'(' Larga vida a Bengala '). En una ceremonia para prestar juramento a los parlamentarios de la Liga Awami el 3 de enero de 1971, finalizó el evento con dos lemas: "Alegría bangla' y 'Joy Pakistán". Por otro lado, como informó Khan Md Lutfor Rahman en Problemas de construcción nacional en Bangladesh: una perspectiva socio-económico-política, cuando Sheikh Mujibur Rahman fue asesinado junto con casi toda su familia el 15 de agosto de 1975, Khondaker Mushtaq Ahmad - el presidente títere instalado por los militares - terminó su discurso radial con “Bangladesh Zindabad”.

El uso de 'zindabad'claramente tenía la intención de enviar una señal positiva a Pakistán, que fue rápidamente correspondido con el envío de un cargamento de granos alimenticios para ayudar al Bangladesh asolado por la hambruna, una crisis humanitaria que ha jugado un papel importante en la construcción del resentimiento público contra el gobierno totalitario del jeque Mujibur Rahman . Aunque esto no significa que el urdu, desde entonces, se haya vuelto aceptable en Bangladesh, el uso de la palabra 'zindabad' indicó un cambio de política importante en la política cultural de Bangladesh y también tuvo un impacto en sus orientaciones de política interna y externa. alejándose del nacionalismo secular y de la India, pero inclinándose hacia la religión y Pakistán.

Independientemente de la diferencia de orientación, tanto el nacionalismo bangladesí inspirado en el idioma como su alternativa impulsada por la religión no consideran a cientos de miles de biharis que viven en Bangladesh como ciudadanos legítimos del estado. Los antepasados ​​de estos biharis habían emigrado al este de Pakistán en 1947 desde el estado indio de Bihar y provienen de un linaje étnico y lingüístico diferente al de los bengalíes. Aunque la mayoría de ellos quiere convertirse en ciudadanos de Bangladesh, todavía viven en campamentos miserables como "paquistaníes varados". Entre 400.000 y 500.000 de ellos viven en asentamientos improvisados ​​en Dhaka y otras ciudades de Bangladesh. "No le aconsejaría que vaya a estos campamentos", me dijo un taxista. “Reconocerán que eres de Pakistán y pueden volverse agresivos. Dirán que ustedes se están divirtiendo mucho allí y nosotros estamos sufriendo por ustedes ".

Estos biharis son esencialmente personas apátridas, ya que ni Pakistán ni Bangladesh están dispuestos a aceptarlos como ciudadanos. A principios de este año, el Ministerio de Relaciones Exteriores en Islamabad le dijo a la Corte Suprema que Pakistán ya había reasentado a unos 170.000 biharis dentro del territorio pakistaní y que los que aún vivían en Bangladesh ya no eran responsabilidad de Pakistán. En Bangladesh, ni siquiera son elegibles para la ciudadanía a pesar de que vivían en el país cuando se convirtió en un estado independiente. Aunque la gran mayoría de los que viven en los campos nacieron en la década de 1990 o después, o al menos después de 1971, todavía se los considera traidores que colaboraron con las fuerzas de seguridad de Pakistán contra la población local. “Eran razakars (voluntarios). Estuvieron involucrados en el genocidio [de la población local]. No podemos olvidar eso ”, me dijo un profesor en Dhaka.

Al no poseer documentos de identidad, los biharis están confinados en gran parte a guetos densamente superpoblados donde reciben educación e instalaciones de salud a través de organizaciones no gubernamentales y trabajadores humanitarios. Su presencia manifiesta una contradicción inherente a todo Estado nación: que tiene el impulso de minorizar a algún segmento de la población de alguna manera. Siempre habrá comunidades dentro de los estados nacionales que no sean "suficientemente francesas" porque no abandonan el hijab ni tuitean el hashtag. Je Suis Charlie.

Me encontraba en Dhaka en un momento en que el primer ministro indio, Narendra Modi, estaba de visita oficial allí. Las personas con las que hablé, y no afirmo haber conocido a un gran número de personas de diferentes sectores de la sociedad, estaban criticando, aunque con cautela, a su propio gobierno por haber firmado acuerdos que promovían los intereses indios a expensas de Bangladesh. . India, por ejemplo, logró obtener la aprobación oficial de Bangladesh para una ruta de tránsito a través del territorio de Bangladesh para crear una conexión directa entre el continente indio y los siete estados del noreste apretujados entre Bangladesh en el oeste y Birmania en el este. Los bangladesíes se sorprendieron de que India hubiera obtenido lo que quería sin tener que dar nada a cambio. Habían esperado algún desarrollo en el tema de larga data del intercambio de agua, especialmente el uso del río Teesta, y la construcción de represas por parte de India.

La India también ratificó finalmente un acuerdo fronterizo que Bangladesh había ratificado en 1974. La ratificación dará lugar a intercambios de tierras en una serie de pequeños enclaves varados en el lado equivocado de la frontera entre los dos países pero, como me señalaron muchos bangladesíes, no aborda el asesinato de civiles de Bangladesh por parte de la Fuerza de Seguridad Fronteriza de la India (BSF).

Puede parecer una posibilidad remota, pero la verdad es que el odio de los bangladesíes hacia el BSF me ayudó a comprender la idea de Pakistán. Esta idea ha llegado a ejemplificar diferentes cosas para diferentes personas en el sur de Asia, dependiendo de sus diferentes contextos. Las multitudes que ondean banderas paquistaníes en Cachemira no lo hacen porque consideren Cachemira como la agenda inconclusa de Partición, sino porque viven como una comunidad perseguida. Para ellos, Pakistán significa la voluntad de poder de una comunidad que ha establecido su propia autoridad política soberana que emplea símbolos, nociones y leyes que representan su religión. La idea de Pakistán para los cachemires, por lo tanto, es similar a la libertad de la opresión o la libertad de ser relegados a una minoría.

Las multitudes que ondean banderas paquistaníes en Cachemira no lo hacen porque consideren Cachemira como el adgenda inconcluso de la Partición, sino porque viven como una comunidad perseguida.

En el caso de Bangladesh, la idea de Pakistán reside en el deseo de estar a la altura de la India. Esta paridad fue fundamental para la política musulmana, incluidas las de Bengala, durante las décadas anteriores a la Partición. La Liga Musulmana de toda la India y sus líderes, especialmente Jinnah, argumentaron en ese momento que los musulmanes en la India debían ser tratados como una minoría especial y, por lo tanto, debían tener derecho a una representación desproporcionada, especialmente en la legislatura central y los órganos de elaboración de la constitución. . El Plan de Misión del Gabinete de 1946 ofrecía exactamente este tipo de paridad al permitir que las provincias se unieran en unidades geográficamente contiguas, que luego se unirían a una federación de toda la India como regiones con considerable autonomía financiera, económica y política. Las dos unidades propuestas de mayoría musulmana, esperaba Jinnah, permitirían a los musulmanes alcanzar la paridad con el resto de la India en lo que respecta a la protección de sus derechos económicos, políticos y culturales.

¿Qué importancia tiene esta idea de paridad para Bangladesh en la actualidad? Para encontrar una respuesta detallada, uno puede tener que mirar la historia de la relación entre Bengala Oriental y Bengala Occidental antes de la Partición, Pakistán Oriental e India entre 1947 y 1971, y Bangladesh e India desde 1971. A nivel superficial, sin embargo, la mayoría Los bangladesíes hablan de paridad militar.“Antes de 1971, si BSF mataba a uno [paquistaní], East Pakistan Rifles mataría a dos [indios] en represalia”, así lo expresó un bangladesí. Luego se quejó de que Bangladesh ya no podía permitirse ese lujo. “Mira la situación ahora. La BSF india mata a docenas de bengalíes inocentes todos los días en nuestras fronteras y estamos tan impotentes al respecto ".

Esa voluntad de poder, la capacidad de responder a un acto de agresión, fue un factor importante en el movimiento de Pakistán y sigue dando forma a la idea de Pakistán tanto para los paquistaníes como para los no pakistaníes. Incluso ciertos sectores de la población musulmana de la India comparten esta idea. Cuando Nurul Islam, un economista formado en Harvard que había ocupado puestos clave en el gobierno de Pakistán durante las décadas de 1950 y 1960, se exilió en Calcuta en 1971, encontró a su anfitrión musulmán bengalí oponiéndose a la causa de un Bangladesh independiente. En su libro, Making of a Nation, Bangladesh: el cuento de un economista, Islam registró a su anfitrión diciendo que "un Pakistán fuerte y unido era un factor de equilibrio contra la India y proporcionaba alguna limitación al trato discriminatorio, si no abiertamente hostil, de la India hacia los musulmanes". También sugirió que los "musulmanes del Este deberían haber resuelto sus diferencias con Pakistán de forma pacífica, sin destruir su integridad". Políticos nacionalistas indios, como Nehru, e historiadores como Bipan Chandra y Mushirul Hasan, descartan esta idea de paridad como comunalista o como falsa conciencia. No comprenden que fue y sigue siendo popular. Tiene que haber alguna explicación racional para ello.

Sin embargo, la popularidad de la idea de paridad no la hace correcta. Es intrínsecamente confrontacionista porque se basa en la igualdad de respuesta que las dos partes pueden darse entre sí en términos económicos, políticos, culturales y, lo más importante, militares. También tiene la tendencia a crear un sentido fascista de supremacía y el deseo de borrar al otro de la existencia. Como vemos a nuestro alrededor, esta idea de paridad está dando forma a la cosmovisión de la floreciente clase media urbana de Pakistán que defiende las prácticas sociales conservadoras y ortodoxas, odia a la India (y a los hindúes) y glorifica el poder militar. Aquellos que buscan la paridad con India en términos militares tampoco comprenden sus implicaciones: un estado con estructuras políticas atrofiadas y una base de recursos económicos limitada que invierte desproporcionadamente en gastos militares para competir con un estado seis veces más grande y con recursos económicos mucho mayores, terminará hasta tener a sus fuerzas armadas como una institución sobredesarrollada. Los corolarios necesarios de esto serán la retórica patriotero que dominará la esfera pública y los fallos endémicos del sistema en la arena política.

La controversia sobre la participación de la India en la guerra de 1971 resurgió mientras yo todavía estaba en Dhaka. Esto sucedió debido a la declaración de Modi que glorifica el papel desempeñado por la India en la liberación de Bangladesh. El Ministerio de Relaciones Exteriores en Islamabad respondió calificando su declaración como una admisión oficial por parte de Nueva Delhi de su culpabilidad por provocar el desmembramiento de Pakistán en violación de la Carta de las Naciones Unidas. Esta respuesta no solo carecía de contexto, sino que también mostraba un lamentable desprecio por la historia.

Si bien el resto del mundo ya lo sabe, la mayoría de los paquistaníes también deben estar informados de los acontecimientos que culminaron con la independencia de Bangladesh. Más importante aún, los paquistaníes deben saber que el conflicto de 1971 fue el punto culminante de una larga lucha del pueblo de Pakistán Oriental por adquirir autonomía a través de medios políticos. Sólo después de la operación militar de marzo de 1971, elementos militantes radicales a favor de la independencia adquirieron un amplio apoyo popular en Pakistán Oriental. También es hora de que los paquistaníes reconozcan los terribles crímenes cometidos por las instituciones administrativas y de seguridad paquistaníes en Pakistán Oriental. Para citar solo un ejemplo, decenas de intelectuales, periodistas y activistas estudiantiles bengalíes fueron brutalmente asesinados la noche del 25 de marzo de 1971 durante una operación militar dentro del Jagannath Hall de la Universidad de Dhaka. El albergue fue atacado porque la mayoría de los internos eran hindúes.

El resentimiento por la operación fue tan generalizado que los militares encontraron a su propio personal hirviendo de ira. Pronto, los paquistaníes del este que trabajaban con la policía, los rifles de Pakistán del este e incluso el ejército de Pakistán empezaron a abandonar sus puestos de trabajo. Según una estimación, había al menos 3.000 efectivos entrenados de las tres fuerzas que cambiaron de lealtad y se unieron a las filas rebeldes. La mayoría de los renegados de las fuerzas de seguridad huyeron a la India, donde se unieron al Mukti Bahini bajo el mando militar del coronel Osmani y de gente como el mayor Ziaur Rahman, quien más tarde se convirtió en presidente de Bangladesh. Según el coronel Osmani, citado por el economista, diplomático y ministro de Bangladesh A M A Muhith en su libro Bangladesh: Surgimiento de una nación: “Si los paquistaníes solo hubieran limitado su acción contra políticos seleccionados, los bengalíes en el ejército y la fuerza policial podrían haberse mantenido neutrales. Fue sólo cuando se corrió la información que el ejército de Pakistán se propuso matar también a intelectuales y militares bengalíes que nos rebelamos contra un hombre ".

No hay duda de que 1971 seguirá siendo siempre el momento más importante en lo que respecta a la historia de Bangladesh, pero, por sí solo, nunca podrá explicar los orígenes de la identidad musulmana bengalí en la región.

Las deserciones no se limitaron a las fuerzas de seguridad. Cuando se estableció un gobierno de Bangladesh en el exilio en abril de 1971, toda la misión paquistaní en Calcuta cambió de lealtad y apoyó al gobierno en el exilio. Esto fue una gran vergüenza para el gobierno de Pakistán, que respondió sospechando más de sus diplomáticos bengalíes en todo el mundo que, sin embargo, continuaron abandonando las comodidades de una vida diplomática para hacer su contribución a lo que vieron como una guerra de liberación. .

Desde marzo de 1971 en adelante, el conflicto en Pakistán Oriental se convirtió en una guerra civil en la que los rebeldes contaron con un apoyo popular masivo. Los medios empleados por las autoridades paquistaníes para aplastar la rebelión durante este período se volvieron extremadamente brutales. Aproximadamente 10 millones de personas del este de Pakistán tuvieron que huir de sus hogares y buscar refugio en la India. Miles de mujeres bengalíes fueron violadas. Inmediatamente después de la guerra, las agencias médicas internacionales se apresuraron a viajar a Bangladesh para ayudar con los abortos. Otros ayudaron ofreciendo adoptar niños nacidos de esta experiencia traumática. Incluso las estimaciones más conservadoras sugieren que cientos de miles de personas murieron debido al impacto combinado de la operación militar, la migración y la guerra.

El gobierno de Bangladesh insiste en que el número de muertos se acerca a los tres millones y lo llama genocidio. Si bien esto es considerado una exageración por la mayoría de los observadores independientes, lo que es lamentable es la forma en que los historiadores revisionistas y sus entusiastas partidarios en Pakistán disputan la cifra, como si reducir el número a menos de un millón lo hiciera más justificable o explicable. También intentan cambiar el enfoque destacando las atrocidades cometidas por Mukti Bahini contra Biharis durante 1971 e incluso después. No se puede negar que se cometieron asesinatos, torturas, saqueos y delitos sexuales contra Biharis, pero eso no se convierte en un factor de equilibrio. No tengo que recordar los crímenes cometidos contra Biharis para exonerarme de lo que las fuerzas paquistaníes le hicieron a los bengalíes.

Aquellos que se entregan a tales trucos deben recordar que los bangladesíes necesitan un cierre por lo que les sucedió durante su guerra de liberación. Al juzgar a los miembros de las milicias pro pakistaníes como al Badr y al Shams por crímenes de guerra, el primer ministro de Bangladesh, Shiekh Hasina Wajed, está jugando a la política en lugar de trabajar por un cierre. Es por eso que estos juicios crean más conflicto y polarización en la sociedad de Bangladesh. Bangladesh no podrá lograr el cierre sin nuestra ayuda.

Pakistán emitió formalmente una disculpa a medias en el pasado, pero no significa nada. La política oficial de Pakistán desde la emisión de esa disculpa es referirse al pasado como una transacción cerrada, instando a todos a seguir adelante. Pero olvidar el pasado y seguir adelante no es una solución en este caso particular, ya que implica muerte y sufrimiento a gran escala recordados como una experiencia vivida por millones en Bangladesh. No se puede olvidar, aunque sus cicatrices emocionales y psicológicas pueden curarse si los paquistaníes comunes son proactivos.

Para que eso se materialice, necesitamos conocer los detalles de lo que le sucedió a la gente del este de Pakistán, especialmente durante marzo de 1971 y diciembre de 1971. No se necesitará mucho para sentir empatía con ellos y sentir su agonía y dolor. Como punto de partida, como sugiere Salil Tripathi, el periodista indio que ha escrito recientemente El coronel que no se arrepiente: la guerra de Bangladesh y su inquietante legado, solicitemos que se construya un monumento en Pakistán para honrar a todos los que murieron o sufrieron durante 1971. Alemania ha hecho esto por las víctimas del Holocausto y Estados Unidos ha hecho lo mismo por los que murieron en la guerra de Vietnam. ¿Por qué no podemos?

Este artículo se publicó originalmente en la edición de septiembre de 2015 del Herald. Para leer más, suscríbase al Herald en forma impresa.

El escritor es profesor asistente de historia en la Universidad de Ciencias Administrativas de Lahore.


¿Por qué se creó Bangladesh?

Bangladesh fue creado en diciembre de 1971 cuando el antiguo Pakistán Oriental se separó de Pakistán. De hecho, incidentes tan importantes no ocurren de repente. Hay una larga historia de insatisfacciones y agravios que continuaron creciendo durante un largo período. Lo mismo sucedió en el caso de la separación de Pakistán Oriental. Las 2 causas principales son las siguientes:

1. Pakistán Oriental estaba a una distancia de 1600 km del Pakistán Occidental con un gran territorio indio hostil en el medio. Si Pakistán Oriental hubiera estado contiguo a Pakistán Occidental, la separación nunca se habría producido.

2. Los agravios políticos fueron la razón más importante. El área tenía la población más grande en un 54%, pero los poderes políticos estaban en manos de los políticos del ala oeste. Tenían el agravio de la representación insuficiente. Exigieron más escaños en la Asamblea Central y más participación en los gabinetes locales y federales ya que eran más en la población. La razón política también consistió en la desunión entre los ministros y representantes políticos. Si Bangladesh no se hubiera separado, siempre debe haber habido luchas entre musulmanes e hindúes a causa de más territorios y más participación.

También podría gustarte.

Bangladesh tiene una población de 147,365,000 y el área de Bangladesh es de aproximadamente 144,000 km².

El golf se originó a partir de un juego jugado en la costa de Escocia durante el siglo XV. Los golfistas golpearían.

Los alfabetos ingleses se basan básicamente en el alfabeto romano que tiene casi 2500 años. La capital.

La radio que escuchas hoy ha evolucionado mucho a lo largo de los años. La radio se inventó cerca de.

National Health Services es el sistema de atención médica a nivel nacional en el Reino Unido, que es público.

Los humanos aún no podían resolver las cosas, sus habilidades cognitivas aún no estaban completamente desarrolladas, así que cuándo.

Cuando Dios echó a Adán y Eva del Jardín del Edén.

Porque realmente no hay un propósito para la vida humana, y me encantaría saber por qué existimos.

El sistema se llamó inicialmente QDOS (Sistema operativo rápido y sucio), antes de ser comercializado.